Como el Ave Fénix, el restaurante Zelai ha resurgido de sus cenizas y reabre esta semana sus puertas cargado de novedades. Tras el incendio que sufrió el pasado mes de julio, sus propietarios, Xabier Lavado y Paloma Valenzuela han aprovechado para hacer algunos cambios tanto en el establecimiento como en la carta.

Zelai, así es su resurgir

zelai

Lavado explica que han tenido que cambiar aproximadamente el 50% del local, principalmente el techo y las instalaciones, puesto que el mobiliario y la cocina se salvaron del incendio. Así, han renovado tanto la insonorización del establecimiento como la iluminación y algunos detalles de la decoración.

El patio, por ejemplo, luce ahora unos particulares azulejos sevillanos y un elegante suelo portugués. También han cambiado, entre otras cosas, el botellero de la barra, un mueble realizado en materiales de calidad como acostumbran en este espacio gastronómico.

El horario es otra de las novedades, puesto que amplían la apertura de las tardes desde las 20.30 y ya no cierran ningún día, como sí ocurría antes del incendio.

Nuevos platos

zelai

Ahora bien, la carta es el apartado que más novedades trae esta nueva etapa de Zelai, puesto que han introducido recetas diferentes con las que esperan seducir a su público.

Aunque mantienen algunas de las clásicas como el tataki de atún o el risoto de idiazábal, han añadido platos como la corvina en costra negra, el ceviche peruano o el jarrete de cordero «La finca».

También tienen propuestas tan sugerentes como los salmonetes de roca con ensalada de arroz rojo o croquetas líquidas de puchero sevillano.