José Antonio Moral (Casa Moral), Loli Rincón (Manolo Mayo), Juanma Franco (Juanma Restaurante) y Rafael Pérez (La Pachanga) representan a los cuatro grandes restaurantes de Los Palacios y son la prueba palpable de que la unión hace la fuerza. Hace algunos años, tras coincidir en varios actos gastronómicos de la Junta, decidieron unirse y crear un paquete turístico incluido en la Mesa de Turismo del Bajo Guadalquivir que mostrara los encantos de la cocina palaciega, su marisma y su arroz.

Ése fue el germen de una «gran familia» gastronómica a la que cada día se adhieren más restauradores. Los cuatro participaron el miércoles en la inauguración de la Ronda de la Tapa de una de las localidades de Sevilla donde mejor se puede comer.

Los Palacios cuenta con una riqueza gastronómica fuera de toda duda. Un activo que, sin duda, los restauradores locales están sabiendo gestionar y explotar a la perfección en la última década. Un  largo etcétera de establecimientos ha dotado al municipio de una importante fama culinaria a nivel provincial, andaluz y prácticamente nacional, convirtiendo su buena cocina en el principal reclamo turístico de este pueblo del Bajo Guadalquivir.

«Solo hay que darse una vuelta por aquí cualquier fin de semana para percatarse de la gran cantidad de gente de Sevilla y de municipios como Utrera o Dos Hermanas que opta por Los Palacios como una opción muy atractiva para comer calidad», afirma José Antonio Moral, propietario de Casa Moral.

Una muestra de esta reputación son los numerosos reconocimientos y premios que reciben habitualmente. Por ejemplo, en la Sevilla Tapas Week han sido varios los galardones obtenidos por estos restaurantes en las cuatro ediciones celebradas hasta ahora; además, han representado numerosas veces a la cocina andaluza, ya sea en Fitur en Madrid como máximos exponentes de la Ruta del Arroz o, sin ir más lejos, en una acción promocional bajo el eslogan «Sevilla en Valladolid» para posicionar el producto gastronómico hispalense, como ha protagonizado hace escasos días Manolo Mayo.

Salón del restaurante Manolo Mayo donde también se reúne la familia

Salón del restaurante Manolo Mayo

El arroz y el tomate

Un prestigio que se ha forjado a pulso en los fogones palaciegos, y es que aunque su gastronomía se ha asentado tradicionalmente sobre dos firmes pilares, el arroz y el tomate —dos productos autóctonos de las marismas que flanquean al municipio y muy valorados a nivel internacional—, también cabe resaltar la beneficiosa competencia existente entre los diferentes negocios, «obligándolos» a innovar constantemente en sus recetas y que han proporcionado a Los Palacios de un nivel altísimo en el arte culinario.

En esta línea se manifiesta Rafael Pérez, gerente de «La Pachanga», quien afirma que «hace unos años apenas teníamos relación entre los restauradores del pueblo, sin embargo, decidimos ir de la mano y formamos una gran familia en la que intentamos ayudarnos en todo y en la que mantenemos un pique sano. Pienso que es la mejor manera de evolucionar, y es una idea a la que cada vez se están incorporando más negocios».

Una magnífica ocasión para dar buena cuenta de los sabores de este pueblo es la IV «Ronda de la tapa» que comenzó el jueves y que finalizará el 30 de noviembre. En ella trece restaurantes y bares ofrecen dos opciones cada uno de tapa por solo dos euros con cincuenta (sin bebida). Los establecimientos adheridos son: Restaurante Manolo Mayo, Restaurante Casa Moral,Restaurante Bar Rocío, Restaurante La Pachanga, Gastrobar Moral -No ni Ná-, Juanma Restaurante, Café Bar Tapas De Rosa, Bar Casa Troncoso, Taberna La Liebre, Restaurante Bon Appétit, Bar y Pizzabrosa Morillo, Taberna Pico Reja y Bar Villarín.