Actualidad Sevilla

Los Rincones del Marqués acerca el caviar a los sevillanos en julio

Por L. A.,

El restaurante sevillano Los Rincones del Marqués dedica el mes de julio a un manjar propio de las clases altas rusas desde la Edad Media y al que ya hacía referencia Cervantes en El Quijote: el caviar. A través de las jornadas gastronónicas «Caviar y Esturión» los interesados en saber más sobre este producto tendrán la oportunidad de degustarlo de muy diversas maneras en el Palacio de Villapanés hasta el 31 de este mes.

Según indican desde el restaurante, la carta propuesta para las jornadas incluye desde una selección de cucharillas de caviar Ruso e Iraní maridado por Juve Camps Reserva a entrantes, principales y postres con raíces andaluzas pero con atrevidas combinaciones. Así, los comensales encontrarán entre los platos ensalada de microbrotes con naranja sanguina rebozada en torta Inés Rosales y caviar; lomos de esturión cocinados a baja temperatura con agua de azahar y alma de caviar, o bizcocho de arroz con leche, romero, aceite de vainilla y caviar ruso, entre otras especialidades.

No solo el origen de las recetas es andaluz, también lo es el esturión del que provienen las huevas a las que se llama caviar y que utilizan en las jornadas. Riofrio es uno de los mayores acuicultores de esturión del mundo y el primero con certificación ecológica para caviar y esturión. Estos esturiones son de la especie Acipenser Naccarii, se necesitan entre 7 y 9 años para poder distinguir los machos de las hembras y todavía son necesarios unos 8 años más de crecimiento y maduración para poder extraer el preciado caviar.

fotos rincones del marques-960

La gastronomía andaluza es la base de la cocina de Los Rincones del Marqués, conjugando además sabores de otras partes del mundo con un estilo común apoyado en los productos de calidad. Los platos con caviar de la jornada y el resto de propuestas grastronómicas se pueden degustar en un espacio de lujo. No por nada, este restaurante destaca por la joya arquitectónica del siglo XVIII que lo alberga junto al hotel Palacio de Villapanés, y cuyos patios y salones sirven hoy para disfrutar de la buena cocina.