Actualidad Sevilla

El primer Volapié de Sevilla abre en la zona peatonal de San Jacinto

Por Isabel Aguilar,

La zona peatonal de San Jacinto cuenta desde hace una semanas con una taberna Volapié, la primera de esta marca que abre en Sevilla, aunque ya cuenta con 55 establecimientos repartidos por toda España gestionados por el grupo Foodbox y se espera que abran más en la capital andaluza en lo que queda de año.

El primero de ellos nació en Fuengirola en 2008 y desde entonces no ha parado de crecer, llevando el concepto de gastrotaberna andaluza por las principales ciudades del país. Su concepto gastronómico es fresco y dinámico, aunque no faltan tintes de alta cocina, puesto que su carta cuenta con el asesoramiento de Dani García o Diego del Río.

La carta

La oferta gastronómica de Volapié comienza con diversas opciones de picoteo, como sus “cajonazos” de gambas, croquetas o frituras de pescaíto.

Cajonazos de croquetas

Cajonazos de croquetas

También se pueden elegir para empezar sus superpapelones de ibéricos, de quesos artesanos o delicias de Barbate, como mojama y huevas de Maruca.

Los aperitivos también cuentan con opciones frescas como humus de temporada y chips de verdura, chupito de salmorejo con paletilla ibérica, o tabulé de cous-cous con atún de Barbate. De Barbate y otros mares tiene propuestas como sardinas marinadas sobre ajoblanco cordobés, pata de pulpo cocido sobre puré de patata trufada o atún macerado en salsa ponzu, marcado en plancha y sobre cama de salmorejo y pipirrana.

De Sanlúcar a Alhaurín

También tiene regañás de Sanlúcar con salmón ahumado con rúcula y salsa kimchi, ensaladilla de cangrejo y ventresca de atún de Barbate o ensalada de pollo marinado y manzana; y bocatines de Alhaurín, como el castizo de calamares con salsa kimchi, el señorito Volapié (paletilla ibérica, carne mechá, pimiento verde frito y queso payoyo), de lomo y crema de queso, o el rústico de lomo, crema de queso, pimiento verde frito y cebolla caramelizada.

Bocatín de lomo y crema de queso

Bocatín de lomo y crema de queso

La carta también tiene una selección de burgers gourmets, y un apartado de clásicos de siempre, entre los que no faltan alegrías de pollo marinadas y rebozadas, bartolitos de gambas, bacon y queso o varios tipos de tortillas de patatas hechas al momento.

De frituras de pescado tiene desde puntillitas hasta cazón en adobo o tortillitas de calamares y también dedica un espacio a recetas de cocción lenta, como las alcachofas de temporada confitadas con paletilla ibérica, el secreto ibérico con salsa al Pedro Ximénez o las albóndigas al vino oloroso.

Volapié concluye con una selección de postres como la explosión de chocolate con helado de toffee, la tarta de zanahoria con helado de queso de cabra y miel y la tarta de queso payoyo con frutos rojos.