Actualidad Sevilla

El Rinconcillo renueva su carta

Por Isabel Aguilar,

Hay novedades tanto en el comedor como en la degustación de tapas

El Rinconcillo es el establecimiento más antiguo de Sevilla pero no descuida su permanente actualización. Recién estrenado 2018 acaba de estrenar un nuevo menú que está disponible en su comedor y en la degustación de tapas, una propuesta en la que incluye platos tradicionales y recetas más complejas.

En todas las recetas apuestan por productos frescos, como pescado, carnes, chacinas y verduras de la huerta de las mejores procedencias posibles.

rinconcillo-tapas-sevilla-2

Tanto en los menús de comedor como en los de degustación no faltan los platos tradicionales de su cocina, como el salmorejo cordobés, las pavías de bacalao o las espinacas con garbanzos. Además, dan cabida a elaboraciones más complejas, como el pato confitado con puré de castaña y salsa de frambuesa, el lomo ibérico relleno de verduras y frutos o el lomo de merluza del Cantábrico a la bilbaína, entre otros ejemplos.

En estos menús están presentes productos que no precisan mayor presentación, como sus ibéricos, las anchoas del Cantábrico, las gambas blancas y coquinas de Huelva, las almejas, las nécoras o los carabineros de Galicia….

Todos los menús se componen de varios entrantes, entre los que se pueden encontrar desde boquerones empanados al limón hasta los clásicos ibéricos; y uno o dos platos (dependiendo del tipo elegido), para terminar con postres caseros, café y, en algunos casos, una copa de licor para favorecer la digestión.

Degustación de tapas

El Rinconcillo

Los menús degustación de tapas tienen hasta once propuestas diferentes de recetas. En este caso, ofrecen una selección de las tapas de su habitual carta en la que no faltan las pavías de bacalao, el jamón y la caña de lomo ibéricos, los taquitos de tortilla española, el lomo de rape a la marinera, las espinacas con garbanzos, el arroz negro de chipirones y langostinos o la presa ibérica rellena. También incluye bebidas y postre casero.