Ropavieja lleva unos meses ofreciendo cocina de diseño en el corazón de Nervión, concretamente en la calle Muñoz Seca, 8. Se trata de un pequeño local con capacidad para 34 comensales como máximo que pretende ofrecer tapas en modo restaurante, como explica Miguel Álvarez, artífice del establecimiento. «Respetamos el tiempo entre plato y plato y los tiempos marcados por el comensal», indica.

Todas las claves de Ropavieja

ropavieja interior

Su filosofía es hacer un guiño al pasado y a nuestra gastronomía, trabajando el producto con los conocimientos actuales pero sin desvirtuar la materia prima.

ropavieja

Tienen una carta corta, entre 16 y 19 platos, incluidos los postres, pero es muy dinámica y cambia constantemente excepto algunas referencias, que son ya fijas a petición de sus clientes. Y es que la opinión del público tiene un gran peso en este establecimiento, donde los comensales pueden escribir en las paredes sus impresiones sobre la carta, recomendaciones, anécdotas o cualquier tipo de comentario relacionado con este bar de tapas.

La carta de vinos también se revisa

ropavieja

También la carta de vinos se somete a continua revisión y cuenta con novedades constantes con las que sorprender a los clientes de Ropavieja.

Ropavieja es un sitio sencillo, donde se come sentado porque quieren que se disfrute de su concepto gastronómico y que el público se pueda llevar un recuerdo grato de su paso por el restaurante.