Un delicioso acompañamiento para pastas y carnes
250 ml. de salsa de tomate natural
1 cebolla
2 dientes de ajo
2 cucharadas de carne de pimiento choricero
Albahaca picada
Orégano picado
Pimienta negra
Aceite de oliva
Guindilla
Sal
Calorías 23 kcal / 100gr
Proteína 0.8 gr / 100gr
Grasa 0.2 gr / 100gr
Hidratos de carbono 3.5 gr / 100gr
Índice glucémico 30

Hoy nos vamos hasta la mismísima Italia para traeros una de las salsas más deliciosas de todo el recetario del país de la bota: la salsa napolitana.

Evidentemente, lo de «napolitana» se lo hemos puesto los que no vivimos en tierras italianas. Pero al margen del nombre, que en este caso es lo de menos, esta salsa es la idónea para acompañar cualquier plato de pasta. Mejor, eso sí, si es de pasta blanca.

Elaborada a base de tomate y con algunas verduras se trata de una salsa llena de sabor, bien condimentada que nos transportará inmediatamente al país de Sofía Loren. Además, es fácil y rápida de hacer. ¿Que no te lo crees? Pues sigue leyendo que te lo demostramos.

Paso a paso

1
Cómo hacer salsa napolitana

Picar y picar

Ingredientes: 1 cebolla , 2 dientes de ajo

El primer paso para elaborar esta rica salsa napolitana es pelar y picar la cebolla en trozos pequeños. Ésta será la base de nuestro sofrito.

Una vez tengamos la cebolla picada, picamos también el ajo.

2

Sofreír

Ingredientes: Aceite de oliva

En una olla añadimos un chorrito de aceite de oliva y ponemos a sofreír la cebolla a fuego lento.
Cuando empiece a pochar, añadimos el ajito y sofreímos ambos.

3
Cómo hacer salsa napolitana

Enriquecer la salsa

Ingredientes: 2 cucharadas de carne de pimiento choricero

Una vez tengamos el sofrito casi listo vamos a empezar a ir dándole forma a la salsa. Para ello comenzamos añadiendo las cucharadas del pimiento choricero.
Con la olla a fuego lento removemos con una cuchara de palo de manera que se impregne bien el sofrito del pimiento choricero.

4
Cómo hacer salsa napolitana

La esencia

Ingredientes: 250 ml. de salsa de tomate natural , guindilla, pimienta, sal, orégano, albahaca

La base de esta salsa es el tomate y es en este punto cuando debemos añadirlo. Removemos una vez más para que quede una salsa homogénea y llevamos a ebullición. Una vez que hierva bajamos de nuevo a fuego lento.

Es el momento de comenzar a condimentar nuestra salsa. Para ello empezaremos por añadir un poco de guindilla, al gusto.

Espolvoreamos la pimienta negra y salamos, al gusto.

Por último añadimos las especias picadas: el orégano y la albahaca, que aportarán ese toque tan característico de la comida italiana.

5
Cómo hacer salsa napolitana

Dejamos reposar

Mantenemos un poco más a fuego lento removiendo de vez en cuando para evitar que se nos pegue la salsa y ¡listo!

 Información Nutricional

El tomate es el ingrediente principal de esta salsa. Se trata de un alimento poco energético que aporta apenas 20 calorías por 100 gramos. Su componente mayoritario es el agua, seguido de los hidratos de carbono.

Es una fuente interesante de fibra, minerales como el potasio y el fósforo, y de vitaminas, entre las que destacan la C, E (ambas antioxidantes), provitamina A ( esencial para la visión, el buen estado de la piel, el cabello, las mucosas, los huesos y para el buen funcionamiento del sistema inmunológico) y vitaminas del grupo B, en especial B1 y niacina o B3 (actúa en el funcionamiento del sistema digestivo, el buen estado de la piel, el sistema nervioso y en la conversión de los alimentos en energía). Además, presenta un alto contenido en carotenos como el licopeno, pigmento natural que aporta al tomate su color rojo.

Se trata por lo tanto de un alimento muy completo a cuyas propiedades se suman en esta salsa las del omega 3 del aceite de oliva y las propiedades antioxidantes de la cebolla y el ajo.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Técnicas de cocina
Tipo de cocina