La solera y el olor a Semana Santa se respira en estos establecimientos por los cuatro costados. Aquí podrás degustar una cuidada selección de materias primas y exquisitas tapas, inmerso en un ambiente cofrade único donde saborear además la «semana grande» de la capital hispalense

 

Casa Ricardo

 

1casa-ricardo

Podemos definir la cocina de casa Ricardo como una revisión del tapeo sevillano sin perder lo tradicional y las raíces de las tapas sevillanas y sin renunciar a incluir tapas actuales e innovadoras. Todas ellas elaboradas siguiendo una cuidada selección de materias primas y productos de primera calidad, además de una gran decoración cofrade que nos traslada a la Semana Santa en cualquier época del año. Por ello no puede pasar la Semana Santa sin que le hagamos una visita.

La fundación de casa Ricardo nos remonta al año 1898 donde era una tienda. En 1985 se traspaso al actual dueño Ricardo Núñez Dorado que se dedicaría a la cocina tradicional sevillana y en el año 2010 se haría cargo su hijo, Ricardo Núñez Romero.

Podemos destacar en sus tapas; Atún sobre alioli de albahaca y gulas al ajillos, berenjenas fritas con salmorejo, croquetas de jamón caseras, solomillo al whisky… Además de una carta de vinos bastante variada.

Lo mejor de Casa Ricardo es el ambiente cofrade que se vive, no dudes en visitarlo si quieres vivir el ambiente de la Semana Santa de Sevilla. En fin, un bar típico en el que se encierra el sabor más genuino del costumbrismo cofradiero sevillano.

 

Calle Hernán Cortés 2, Sevilla

Teléfono: 954 38 97 51

De Martes a Sábados de 13.00 a 16:30 y de 20.00 a 00:30 h.

Domingos de 13:00 a 17:00 h

 

Bar Entrevarales

 

2entrevarales

Pepe Cuaresma es el propietario de este bar: Antiguo costalero del Sentencia, que vive la Semana Santa durante todo el año se ha encargado de recoger los costales de sus amigos de trabajadores para exponerlos sobre una repisa. Con sus nombres y todo. Un detalle digno de estudio.

Entrevarales es un bar decorado de una forma espectacular. Fotografía en blanco y negro o en color donde el arte se da la mano con el costumbrismo cofradiero. Destaca una imagen de la Macarena donde se aprecia su lado izquierdo y se intuye el derecho. La Esperanza también aparece de luto, con un Rosario donado bajo esa delicadísima fotografía que pintaron con posterioridad.

En cuanto al comercio y el bebercio, destaca la Cruzcampo bien tirada y enfriada en vasos anchos con el membrete del local. Tapas frías para el tiempo caluroso, como la ensaladilla de gambas o el huevo relleno de atún que nos reconcilia con los sabores de la infancia. Cola de toro y menudo para los que busquen la contundencia en el estómago y en el paladar. Finísimas croquetas de coco, langostinos y albahaca. Y el trisílabo chipirón en plato triangular. Las tapas están muy cerca de la media ración, algo que agradece quien va con el aperitivo a punto. Entrevarales cuida la fotografía semanasantera,… Entrevarales, montaditos, chacinas y buena cocina, así define Pepe Cuaresma la carta de su bar. Un restaurante joven, pero repleto de sabores tradicionales, como el de sus croquetas caseras de cola de toro y jamón, la carrillada ibérica o sus famosas espinacas con un sabor espectacular.

 

C/ San Felipe, 11. Sevilla

Teléfono: 954 56 13 55

Facebook: @barentrevarales

 

 

Bar Iscariote

 

3iscariote

En un rincón en una de las plazas más bellas de Sevilla, donde el Museo de Bellas Artes no está por casualidad. Allí, bajo las estrellas con olor a azahar o rodeado de cuadros sevillanos con olor a incienso, se mezclan las tertulias cofrades más los brindis a la Semana Santa de Sevilla en el Bar Iscariote.

Hay que pasar por este local para encontrar a los protagonistas de nuestra Sevilla mayor y compartir con ellos la promesa, presente más futuro de las cofradías. No se debe faltar a esta cita cofrade.

 

Calle Miguel de Carvajal, 1. 41001 Sevilla

Teléfono: 954 21 32 97

 

Los Claveles

 

4los-claveles

Antonio lleva, con todo el arte del mundo, la tiza en la oreja. Pertenece al club de esos camareros que son amigos del cliente y es de los pocos que quedan trabajando en lo que antes abundaba: la tasca o cantina. Hoy, en Sevilla, con este espíritu quedan solo unos pocos, entre ellos, el bar Los Claveles. La última vez que se restauró fue en 1929 y recientemente le hicieron otro lavado de cara. Lleva abierto desde 1800 y, aunque el edificio es antiguo, guarda toda su frescura.

Durante el día vienen familias enteras y gentes de todas las edades. Por la noche llegan más jóvenes para tapear y disfrutar del ambientillo de barrio de la plaza. Es un bar bullicioso, de trajín, donde se puede comprar vino a granel, como la manzanilla de Graviela de Sanlúcar, vino blanco hidalgo o de la finca de la Estacada de Castilla: un tinto de barrica de roble.

En un clima cofrade podrá disfrutar de muchísimas tapas, algunas bien grandes, como la pechuga de pollo rellena, la tortilla de camarones, la ensaladilla y varias de carne, como el secreto o las lagrimitas de pollo. Los domingos, el público se pelea por el arroz marinero, que dura sólo diez minutos en la barra. Santi, el dueño, trae también cositas de Huelva los fines de semana. Además de bar de vino y tapas, es un lugar de encuentro para reuniones cofrades, tertulias, o charlas.

 

Plaza de los Terceros, 15. Sevilla

Teléfono: 654 51 29 73