Aceite de oliva. Oro líquido con sabor a surEs imposible concebir a Andalucía sin sus olivares. Desde el amarillo dorado hasta el verde intenso de sus aceites, la Denominación de Origen Protegida ‘Campiñas de Jaén’ es la más extensa y productiva de toda la Unión Europea, englobando hasta a 51 términos municipales. Las variedades de aceituna permitidas por el Consejo Regulador son la Picual y la Arbequina, siendo la primera de ellas la principal, con un 90% de la superficie cultivada. Como resultado, aceites con una gran estabilidad y aromas frutados, ligeramente amargos y picantes. Otras denominaciones de origen jiennenses son las de ‘Sierra de Segura’, ‘Sierra de Cazorla’ y ‘Sierra Mágina’.

La DOP ‘Sierra de Segura’ ocupa el nordeste de la provincia de Jaén, limitando con Ciudad Real, Albacete y Granada. Los aceites de oliva virgen extra amparados por esta Denominación de Origen deberán estar elaborados al menos en un 90% con la variedad Picual. de aceites ligeramente amargos y picantes, con una gran estabilidad, con aromas frutados que recuerdan a la manzana, tomate y hierba fresca.

La DOP ‘Sierra de Cazorla’ se encuentra situada en el sudeste de la provincia de Jaén, en el entorno del Parque Natural de las Sierras de Cazorla, Segura y las Villas. Los aceites de oliva virgen extra amparados se obtienen de las variedades Picual y Royal, siendo la primera la principal, y la Royal autóctona de la provincia.

La DOP ‘Sierra Mágina’ se sitúa en la parte central de la zona sur de la provincia de Jaén. Produce aceites de extraordinaria calidad con un sabor afrutado y ligeramente amargo. Se obtienen a partir de las variedades de aceituna Picual y Manzanillo de Jaén, siendo la Picual la variedad principal.

Amargor en boca y mucho cuerpo. Así son los aceites que recoge la DOP ‘Montoro-Adamuz’. Su color oscila de verdoso a amarillento, dependiendo del grado de maduración del fruto. Desde los municipios cordobeses de Montoro, Adamuz, Hornachuelos, Obejo, Espiel, Villaharta, Villanueva del Rey y Villaviciosa de Córdoba hasta la parte del término municipal de la provincia situada al norte del río Guadalquivir, se elaboran y envasan estos aceites con mucha solera.

Córdoba cuenta con otras Denominaciones de Origen Protegidas, como ‘Baena’ y ‘Priego de Córdoba’. La de Baena es la más antigua de las denominaciones de aceites de oliva virgen extra de Andalucía. Abarca una zona de gran tradición olivarera, ya que en el siglo XII ya se tenía constancia de la presencia e importancia del olivar en la comarca. Las variedades de aceituna permitidas son: Picuda (también llamada Carrasqueña de Córdoba), Lechín, Chorrúo o Jardúo, Hojiblanca Pajarero y Picual. La Picuda es la variedad más característica de la zona.

La DOP ‘Priego de Córdoba’ fue reconocida en 1995 por Orden de la Consejería de Agricultura y Pesca. La zona de producción engloba los términos municipales de Almedinilla, Carcabuey, Fuente Tójar y Priego de Córdoba. Ampara exclusivamente aceites de oliva virgen extra procedentes de las variedades Hojiblanca, Picuda y Picual, siendo las dos primeras las principales.

La Denominación de Origen Protegida ‘Montes de Granada’ se caracteriza por lo tradicional de la elaboración de sus aceites. Lo escarpado de su geografía, así como las condiciones climáticas de la zona son singulares y extremas. Siendo el olivar el cultivo mejor adaptado a los suelos básicos con escaso contenido en materia orgánica.

La comarca que abarca la DOP ‘Poniente de Granada’. Encajada entre el sistema Subbético y el Penibético, esta zona cuenta con 16 términos municipales que elaboran aceites de oliva virgen extra. En la comarca del Poniente granadino siempre ha habido una gran tradición olivarera.

En pleno corazón de Andalucía y marcada por sus radicales oscilaciones térmicas, Antequera realiza la recolección más tardía de aceituna Hojiblanca de Andalucía. Los aceites amparados por la DOP ‘Antequera’se caracterizan por tener frutados de intensidades medias a altas.

Limitando con Sevilla y Málaga, la Sierra de Cádiz destaca por su altitud y clima, mucho más frío que en la costa. Su tradición olivarera es tan remota que incluso da nombre a la provincia de Olvera. A esta Denominación de Origen están adscritos siete municipios gaditanos y dos de Sevilla, que producen aceite de oliva virgen extra con DOP. Se trata de explotaciones milenarias de olivos que en ocasiones son centenarios.

La DOP ‘Estepa’ es la única denominación de aceite de oliva virgen extra de la provincia de Sevilla, fue reconocida en el año 2004. Su origen se remonta a civilizaciones incluso más antiguas que la romana. Su olor y sabor son sus principales señas de identidad. El equilibrio ligero entre pique y amargor que la variedad de aceituna Hojiblanca confieren a estos aceites el reconocimiento de la Unión Europea como Denominación de Origen Protegida.