Entrada

Claves para preparar aperitivos


Son la puerta de entrada a tu mesa, lo primero que ven tus invitados y que augura cómo será la comida. Aunque en muchas ocasiones no se les presten demasiada atención, los aperitivos tienen un papel esencial y pueden constituir bocados de auténtico placer. Conoce qué claves son necesarias para triunfar con tus aperitivos en cualquier velada.


Diez claves

1. Planifica con antelación para contar con todos los ingredientes y utensilios que necesites.
2. No dediques un tiempo que no tienes a los aperitivos, para poder centrarte en el plato fuerte de la comida.
3. Si quieres preparar salsas caseras, apuesta por una base sencilla (como mayonesa) y aderézala con hierbas aromáticas.
4. Cuida las presentaciones: usa bases de hojas verdes, palillos, hierbas aromáticas, aceite de oliva…
5. Las conservas son ingredientes exquisitos que, en muchas ocasiones, no necesitan preparación.

En unos
minutos podrás
tener listos
ricos y originales
aperitivos para
tus invitados

6. Si apenas tienes tiempo, utiliza bases de pizza, hojaldres y masas para tortitas, así como panes de diferentes tipos. Combínalos con los ingredientes que más te gusten y hornéalos o tuéstalos.
7. Espolvorea unos frutos secos por encima de los aperitivos y haz uso del vinagre balsámico para decorar los platos donde los presentes.
8. Mezcla sin miedo carnes con pescados, huevos, verduras, etc.
9. Recupera recetas de siempre, como los aliños o ensaladas, y preséntalas en copas o en vasitos individuales.
10. Si vas a usar salsas, asegúrate que siempre tienes algo con qué acompañarlas: patatas, pan, tortitas, etc.

Ni demasiado esfuerzo, ni tiempo, ni habilidades, ni gasto económico. Para preparar unos entrantes que dejen boquiabiertos a tus comensales sólo hace falta un poco de imaginación. Abrir la mente a nuevas presentaciones o a combinaciones nunca antes pensadas. También recuperar recetas de siempre pero dándoles un toque nuevo.
Con sencillos detalles puedes convertir un plato soso en uno muy atractivo. Por ejemplo, si has preparado unos canapés, como éstos de rulo de cabra con confitura de tomate, preséntalos sobre una cama de espinacas frescas u otras hojas verdes. Riega el conjunto con un chorreón de aceite de oliva y habrá ganado en elegancia. Las hierbas aromáticas también son grandes aliadas culinarias: espolvoreando tus entrantes con las que más gusten a los comensales aportará color, aroma y más sabor.
Si quieres preparar los entrantes con antelación, apuesta por los que nunca fallan: snack con salsas o aceitunas aliñadas de manera casera con ajos que deberás dejar reposar varias horas antes de consumirlas por lo que podrás prepararlo incluso el día antes.
Las masas ya preparadas como las tortitas, los hojaldres o las bases de pizza listas para hornear son muy útiles ya que sólo tendrás que añadirle los ingredientes que quieras y hornear unos minutos. Si no cuentas con estas bases pero te apetece ofrecer una rica pizza casera, prueba con esta baguette gratinada con jamón, champiñones y queso. Es muy fácil de preparar y puedes partirla en porciones pequeñas a modo de canapé.
Con panes de diferentes tamaños y sabores puedes preparar montaditos. Asimismo usa las conservas, son ingredientes sabrosísimos que, por sí mismo, constituyen un aperitivo que no exige ninguna preparación. Por ejemplo, con unos pimientos del piquillo podrás elaborar unos originales bombones de foie Si los aliñas con unas gotas de vinagre balsámico, aportarás un constraste al plato exquisito. Completa este entrante con unas tostas para untar y ‘voilà’, un aperitivo digno de los establecimientos más reputados.
El salmón ahumado constituye otro de los indispensables a la hora de elaborar aperitivos y canapés. Completados, por ejemplo, con una suave crema de queso o con marisco da como resultado una rica combinación. Si, además, quieres presentarlo de una manera muy original, hazlo como te propone esta receta: rellenar un aguacate con langostinos, queso y salmón.
Las anchoas, junto con el salmón, son buenas aliadas también. Si cuentas en la despensa con unas anchoas en aceite preséntalas con unos dientes de ajo y aliñadas con un toque de perejil y tienes el aperitivo listo.
Si el plato principal es consistente el aperitivo debe ser suave. Las verduras en crudité (casi crudas, con tan sólo un hervor o al vapor) son una buena opción. También puedes combinarlas con carnes o pescados. Por ejemplo, puedes hacer unos espárragos verdes a la plancha y enrollarlos con una loncha de jamón ibérico, cecina, pavo, jamón york e, incluso, con pescado, como muestra esta receta de atadillo de espárragos verdes con salmón fresco.
Las recetas de siempre, del tipo, patatas aliñadas o fritos como los aros de cebolla rebozados son apuestas seguras. Si en casa hay niños y gustan los fritos, prueba con estos bastoncitos de mozzarella. Un bocado delicioso que tendrás listo en minutos.


Enlaces relacionados
Aperitivos chic
Más ideas para los aperitivos