El mundo de la cocina sorprende no sólo por el I+D de sus platos sino también por los utensilios con los que trabaja.

Estos han evolucionado creándose infinidad de instrumentos curiosos. De pelar patatas con un cuchillo se ha pasado a usar un instrumento que las maneja sin peligro de cortarse uno mismo.

Todo cocinero aficionad o profesional posee en su “laboratorio” una colección de herramientas de cocina imprescindibles.

Pero tanta tecnología incorporada a la cocina puede resultar abrumadora para cualquier principiante. Para eso ya han creado utensilios con sus instrucciones incorporadas en el mango.

Otra de las cuestiones es el espacio que se tenga en la cocina. En este aspecto se han puesto manos a la obra algunos diseñadores, creando, por ejemplo una flor que adorna y a la vez es un juego de palas y cucharas.

Ventajas de cocinar con utensilios de silicona


Ya han creado
utensilios con sus
instrucciones
incorporadas
en el mango

Y es que el diseño de los utensilios de cocina es muy importante para los grandes cocineros, por eso hasta ellos mismos son capaces de crear nuevas y curiosas herramientas para sus creaciones. Es el caso de Ferrán Adrià.

Además de prácticos y minimalistas, también pueden ser divertidos y funcionales, como las tijeras multicorte que efectúan un troceado perfecto del perejil en el menor tiempo posible, el exprimidor de limón que no mancha la mano o el protector de mango de sartén con forma de plátano.

El amante de las aceitunas rellenas puede optar a comprarse el “Olivator“, un rellenador de olivas perfecto para combinarlas con frutos secos, picos, patatas, etc. ¿Y quién no se ha peleado con la margarina tras haberse quedado como una piedra en la nevera? Para aplicarla con facilidad está el práctico dispensador de mantequilla.

Siempre aprenderás algo nuevo en la cocina si exploras por la red la inmensidad esta variedad de artículos, como la espalmadera de cocina, que se emplea para golpear carnes o pescados y reducir su espesor, aumentar su tamaño o ablandarlos. Incluso algunos que jamás habrías pensado que existen, como el secador de pasta o las tazas para invidentes.