Espárrago de Huétor-TájarEl ‘Espárrago de Huétor-Tájar‘, al oeste de la vega de Granada y entre la Cordillera Subbética al norte y la Penibética al sur, cuenta con una Indicación Geográfica Protegida o Denominación Específica desde 1996.
El consumo de espárragos verdes era común durante el Imperio Romano según recogen algunos libros como "La Materia Médica" de Dioscórides. Y esta tradición fue introducida por los árabes. Los espárragos amparados por la Denominación se consideran un exquisito manjar obtenido a partir de la selección de esparragueras autóctonas que se recolecta siempre a primera hora de la mañana para evitar la insolación de la planta. De textura carnosa y tierna, los espárragos de ‘Huétor-Tájar’ se consumen frescos o en conserva y siempre van identificados por una etiqueta enumerada expedida por su Consejo Regulador.

Además de ser un manjar exquisito, los espárragos son un alimento sano y con infinidad de propiedades beneficiosas para el organismo. Posee un gran efecto diurético que hace de este producto un potente depurador de toxinas, al aportar menos de 22 Kcal/100g, es perfecto en las dietas de adelgazamiento. Son ricos en algunas vitaminas, entre ellas A y C, con beneficiosas propiedades antioxidantes para el organismo.