Entrada

Todo el sabor del mar en una lata de conservas

Todo el sabor del mar en una lata de conservasDesde la época de fenicios y tartessos, la pesca de caballas y melvas ha estado presente en las costas andaluzas. El sistema de captura con grandes redes inventado por los árabes ha permanecido prácticamente inmutable hasta nuestros días. Esto, unido al hecho de que el proceso de elaboración de la caballa y la melva de Andalucía es totalmente tradicional, hace que las conservas de melva y caballa andaluzas sean uno de los productos pesqueros más apreciados de nuestra tierra, ya que mantienen intactas sus características naturales. El único añadido en su envasado es el aceite vegetal que se usa para su conservación y que puede ser tanto de girasol, como de oliva.

Las conservas de caballa y melva son las únicas Denominaciones de estos productos reconocidas en España.

La melva y la caballa son pescados azules. Son alimentos muy saludables y de elevado valor nutricional, ideales para mantener una dieta sana y equilibrada, típicamente mediterránea. Tienen un alto aporte proteíco y vitamínico, con un bajo contenido en grasas e hidratos de carbono. Contienen ácidos grasos insaturados, como los Omega-3, que previenen las enfermedades cardiovasculares y el cáncer. Son muy recomendables para embarazadas y para la alimentación infantil. La zona de elaboración de las conservas amparadas por las Denominaciones Específicas está constituida por los términos municipales de las provincias de Almería (Almería, Adra, Carboneras, Garrucha y Roquetas de Mar), Granada (Motril y Almuñécar), Málaga (Estepona, Fuengirola, Málaga, Marbella y Vélez-Málaga), Huelva (Ayamonte, Cartaya, Huelva, Isla Cristina, Lepe, Palos de la Frontera y Punta Umbría) y Cádiz (Algeciras, Barbate, Cádiz, Chiclana, Chipiona, Conil, La Línea, Puerto de Santa María, Rota, Sanlúcar de Barrameda y Tarifa).