Entrada

Trevélez: Los jamones más dulces de la Alpujarra Alta

Los jamones e Trevélez en la Alpujarra Alta de GranadaCurados en un paraje de singular belleza, los jamones de Trevélez tienen una tradición de muchos siglos en la Alpujarra granadina. De hecho, ya durante el reinado de Isabel II se les otorgó el privilegio de estampar en las piezas el sello real. Cuentan con una Indicación Geográfica Protegida o Denominación Específica, que viene diferenciada con una etiqueta numerada que indica el tiempo de curación del jamón y con una "T" marcada en cada pieza, cuyo peso en fresco debe oscilar entre 11,3 kg y los 13,5 kg, con una merma mínima de un 35% al finalizar el proceso de elaboración.

Para la elaboración de estos manjares se emplean cerdos blancos y su zona de elaboración se encuentra en la Alpujarra Alta, al este de la provincia de Granada.

Para su curación sólo se emplea sal marina, con total ausencia de conservantes y aditivos. Su carne, roja y brillante, está poco salada y su grasa es untuosa y de agradable sabor. Por su sabor delicado hay quien los denomina “los jamones más dulces”.

Los municipios donde se elabora el jamón de Trevélez están a 1.200 metros de altitud, por lo que su clima húmedo y fresco contribuye positivamente a la conservación y secado de las piezas.