Con las prisas, el estrés y el cansancio del día, puedes correr el riesgo de llegar a casa y comer lo primero que nos encontremos para cenar. Un error que puedes corregir fácilmente. Aquí te presentamos unas ricas, nutritivas y saludables recetas para convertir tus cenas en comidas sanas sin perder demasiado tiempo en su elaboración. Seguro que tu alimentación mejorará si pruebas estos platos. Te proponemos, entre otros platos, una ensalada con sardinas o un salteado de verduras; cardos en salsa o crema de champiñones; jamón york, pollo o pavo, para los amantes de la carne, y lubina o rodaballo, si prefieres el pescado.

Cardos en salsa

Los cardos son un alimento muy ligero y poco calórico. En esta receta los cocinamos en un tiempo récord, convirtiéndose en un plato perfecto para consumir durante la cena.

Sopa de champiñones

Sopa de champiñones

Esta sopa de champiñones es idónea para los meses de invierno, tiene un alto poder saciante y, además, es muy nutritiva. Nos puede venir muy bien para servirla como cena.

Pan de pita con pollo y mostaza

Pan de pita con pollo y mostaza

Los panes de pita rellenos son una estupenda opción a la hora de preparar una cena rápida, sana y equilibrada. Se preparan en un abrir y cerrar de ojos y suponen una cena diferente y exótica.