El hierro es un componente fundamental para nuestro organismo. Si quieres cuidar tu salud, inclúyelo en una dieta equilibrada que te aporte todos sus beneficios.

La falta de hierro en nuestro cuerpo puede provocarnos cansancio, dolor de cabeza, debilidad, falta de concentración y, en definitiva, anemia. Un mal que se puede prevenir incorporando a nuestra dieta alimentos ricos en hierro.

Además de las típicas lentejas, que según la sabiduría popular es uno de los alimentos que más hierro nos aporta, la lista de ingredientes que podemos incluir en nuestro menú diario va mucho más allá. Es el caso de las especias, como el tomillo, el comino, el orégano seco, la albahaca, la canela, el laurel, el curry, el romero… Podemos emplear varios tipos de ellas para hacer, por ejemplo, un pan de especias. Lo ideal es combinarlas en cada uno de nuestros platos, siguiendo siempre la máxima de una dieta equilibrada.

Las carnes rojas también son fuente de hierro, así como el hígado, aunque no conviene abusar de ellos por su elevado contenido graso. Una buena opción para consumir el hígado es en forma de paté, aunque también se puede preparar de otras formas, como el hígado de cerdo encebollado. En cuanto a las carnes, una jugosa ternera a la jardinera sumará a los beneficios del hierro, las propiedades de las verduras.

A la lista de alimentos ricos en hierro también se suman algunos pescado, como las sardinas. Puedes preparar unas deliciosas sardinas en escabeche o, si quieres un plato más original, unas sardinas marinadas con pomelo.

Lo ideal es combinar alimentos ricos en hierro en una dieta equilibrada

Los crustáceos también son productos ricos en hierro. Mejillones, almejas o berberechos pueden proporcionarnos gran cantidad de esta sustancia tan beneficiosa para nuestro organismo. ¿A quién no le gusta un rico arroz con rape, mejillones y almejas? Las combinaciones son múltiples. En este apartado también os proponemos un saludable plato de pasta fresca en salsa verde con almejas y berberechos.

Tampoco podemos olvidar en esta lista a las espinacas, con las que se pueden elaborar platos saludables y ricos en hierro. Por ejemplo, una cazuela de espinacas y mejillones.

En cualquier caso, lo más aconsejable es combinar los alimentos ricos en hierro, de forma que sea posible seguir una dieta equilibrada. Además, es aconsejable combinar estos platos con alimentos ricos en Vitamina C, ya que ésta favorece la absorción del hierro. Así, podemos aprovechar para terminar nuestro menú con una refrescante macedonia de invierno. Mejor si añadimos variedades como melocotón, higos y fresas, cuando sea la época, además de la naranja.

Nuestras propuestas

1. Lentejas

2. Pan de especias

3. Cerdo encebollado

4. Ternera a la jardinera

5. Sardinas en escabeche

6. Sardinas marinadas con pomelo

7. Arroz con rape, mejillones y almejas

8. Pasta fresca en salsa verde con almejas y berberechos

9. Cazuela de espinacas y mejillones

10. Macedonia de invierno