La repostería suele ser una tarea pendiente en la práctica de la cocina: que si es mucho trabajo, que si engorda, que si los resultados no son los esperados… Pero existen postres fáciles de hacer. Además, un buen postre puede hacer las delicias de los más pequeños de la casa, de los invitados, de los mayores e, incluso, de las personas enfermas.

Aquí os proponemos 15 postres fáciles de elaborar con los que acertarás en todas las ocasiones:

Empecemos por los postres fáciles y rápidos de hacer. No hace falta dedicarle horas y horas a la elaboración de un buen postre. En unos minutos se puede conseguir una popular leche merengada o un sabroso arroz con leche al microondas. El primero será una fuente de calcio muy importante y el segundo aportará al organismo una gran cantidad de hidratos.

También, en tan sólo unos minutos, podemos elaborar unos boniatos fritos con azúcar y canela. Éste es un postre poco consumido pero con grandes ventajas para el organismo. Con propiedades antioxidantes, los boniatos (o batata) son ricos en vitamina A, C y magnesio. Además, las sobras de este postre se pueden aprovechar para elaborar una crema dulce de boniatos, ideal para acompañar a carnes y otros platos salados. Se trata de una receta energética, muy adecuada para niños, personas que realizan esfuerzos importantes o quienes se encuentran débiles o convalecientes. Aunque eso sí, las personas con diabetes o sobrepeso deben moderar el consumo de este postre.

Si además de disfrutar de un rico manjar queremos cuidar la salud, otra opción es elaborar en casa un yogur griego. Éste es un alimento probiótico, es decir, que contiene microorganismos que actúan de manera beneficiosa en la flora intestinal. Algunos de estos beneficios son la estimulación de la respuesta inmunitaria, aumento de la absorción de calcio y una mejora de la digestión de la lactosa.

La repostería no tiene por qué ser complicada si le aplicas imaginación para hacer postres fáciles

El batido de plátano elaborado con soja es otra opción si queremos endulzarnos cuidando la salud, ya que a los beneficios habituales de la leche de soja (con aminoácidos esenciales, fundamentales para el crecimiento y el desarrollo del niño) se une el rico sabor del plátano, una fruta recomendable para las personas que padecen hipertensión arterial.

Otra opción muy refrescante es este batido de piña y coco, un postre fácil que gustará a todos, especialmente en la época de más calor.

Un poco más elaborado, pero dentro de la lista de postres fáciles de hacer con fruta encontramos esta crema de naranja con fresones, con un contraste de sabores mu especial y una textura deliciosa.

Si os han gustado estos postres elaborado con fruta, también lo harán estos buñuelos de manzana. La manzana es muy rica en vitaminas, minerales, fibra y sustancias de acción antioxidante, aunque hay que tener en cuenta que la técnica empleada en este postre, la fritura, va a aportar una gran cantidad de calorías.

También tienen alguna que otra caloría de más las galletas de canela en las que la harina, el azúcar y la grasa de la mantequilla aportan una buena cantidad de hidratos de carbono. Aunque eso sí, las personas diabéticas pueden sustituir el azúcar por algún edulcorante.

Siguiendo con la fruta, esta piña rellena es uno de nuestros postres fáciles que se puede preparar en poco tiempo y cuyo resultado es muy vistoso. En este caso la hemos elaborado con alcohol, pero se puede suprimir este ingrediente cuando haya menores en la mesa.

Pero ¿a quién no le gustan unas natillas? Es uno de los postres fáciles más comunes en las cocinas españolas. En este caso, os proponemos unas natillas de limón, fáciles, suaves y con un toque a cítricos que marcará la diferencia.

Siguiendo con el limón, preparamos ahora otro clásico entre las recetas de postres fáciles y económicos: un sorbete de limón.

Más allá del bizcocho

Si se prefiere un dulce tradicional, de los de toda la vida, aquí os presentamos tres propuestas para disfrutar de postres fáciles y económicos muy populares como el bizcocho. En primer lugar,
un bizcocho de aceite de oliva ideal para acompañar desayunos y meriendas. Se puede completar con mermelada, mantequilla o chocolate. Otra variedad de este postre son los bizcochitos de vinagre que, al ser pequeños, pueden tomarse como tentempié a cualquier hora del día. Y una tercera opción es disfrutar del bizcocho bañándolo en una fondue de chocolate. Ésta, además, puede acompañarse con frutas frescas, chucherías o cualquier otro dulce.

Nuestras 15 propuestas de postres fáciles

1. Batido de plátano y soja
2. Arroz con leche al microondas
3. Bizcocho de aceite de oliva
4. Boniatos fritos con azúcar y canela
5. Fondue de chocolate con bizcocho
6. Galletas de canela
7. Yogur griego casero
8. Bizcochitos de vinagre
9. Buñuelos de manzana
10. Leche merengada
11. Piña rellena
12. Batido de piña y coco
13. Crema de naranja con fresones
14. Natillas de limón
15. Sorbete de limón