Nombre Alhucemas
Dirección Av del Polideportivo, 4 Sanlúcar La Mayor ()
Horario De martes a jueves de 13.30 a 16.30. Viernes y sábado de 21.00 a 23.30.
Teléfono 955700929
¿Tiene Cruzcampo?
Terraza

Desde hace ocho años que empezamos esta colaboración intentamos no repetir ningún restaurante. Bueno, eso no es exactamente así, siempre volvemos a los que no nos entusiasmaron por si han mejorado correr a contárselo.

Para volver a hablarles de Alhucemas nos hemos tenido que inventar una nueva regla para la que contamos con la magnanimidad de nuestro jefe: cuando hay cambio de decoración podemos volver a escribir de un restaurante.

Empezábamos en 2008 diciendo que “el nombre es bonito, el restaurante feo y la comida excelente”. Bueno, pues el restaurante ya no es feo sino blanco, acogedor y luminoso. Y Miguel y Lucia siguen estando al pie del cañón, siempre asomados para recibir a quien llega con una sonrisa y no perder esos segundos de charla con los que entran y salen:

– “¡Qué difícil debe ser hacer lo que haces!”
– “No, lo difícil es comprarlo”, contesta Miguel al piropo que le dirige un cliente que se asoma a la cocina.

Y es que el secreto de esta cocina es el producto y el aceite con el que riegan –textualmente- todos los platos.

En la carta apenas encontramos variaciones ¿para qué?. Empezamos con media de sabrosas coquinas de tamaño y frescura sin par con el que además se va medio bollo de pan. Y para acompañarlas un tomate Raf de Almería perfectamente aliñado (5,00). Seguimos con otra media de navajas y es que uno de los grandes placeres aquí es poder pedir un sinfín de medias racioncitas a un precio perfecto para poder probar casi todo.

Y descubrimos algo que se nos había pasado por alto en otras visitas o que sí es nuevo. Unos berberechos al ajillo Hasta ahora siempre los habíamos tomado al vapor, pero es la primera vez que nos encontrábamos con esta sorpresa: los hacen al vapor y luego los rehogan y el resultado es increíble porque no pierden su sabor y ganan el del aceite: sabor a mar con aceite por resumirlo. Enseguida hacemos la obligada incursión por los fritos (harina especial, aceite virgen extra de jaen cambiado con frecuencia y siempre a 180 grados es su único secreto) que son marca de la casa y que se presentan casi transparentes. Hoy unos salmonetes (8,30) y unos boquerones, abiertos al limón maravillosos. A punto de caer en unos taquitos de mero frito lo cambiamos por el mismo mero a la plancha y nos confirma que con un producto de primera todo sale bien.

Y aquí siempre hay que terminar con uno de los postres de Lucía: hoy arroz con leche y tocino de cielo, porque esta cocina es ligera y apenas llena.

Cuando empezaron a construir en los pueblos del Aljarafe, los anuncios de este periódico siempre rezaban cosas como “Véngase al paraíso a tan sólo 10 minutos de Sevilla”. Ahora el paraíso para los sevillanos está a 20 minutos por la antigua carretera de Huelva. No hace falta que esperen a otra reforma para que se lo recordemos.