Nombre Alcuza
Dirección Campamento, 29 (  )
Horario Martes a Sábado de 13.00 a 0.00 Domingo: 13.00 a 16.00
Teléfono 954542477
¿Tiene Cruzcampo?
Terraza

Lo hemos contado no pocas veces. La única salida de los restaurantes en esta época de crisis es adaptarse a las necesidades de sus clientes, y no al revés.

Alcuza, a mitad de camino entre San Bernardo y la avenida de la Buhaira, lo ha entendido dejando a un lado su original vocación de a mesa y mantel y evolucionando sorprendentemente desde un restaurante normal y tirando a caro a una barra que ya es de las más atractivas de la ciudad.

En las últimas semanas hemos podido probar sus dos ofertas. En el restaurante, frío y solitario por los tiempos que corren, nos hemos sentido desatendidos (pese a que el maitre haya estado encantador cuando aparecía por la sala) pero hemos comido bien. Sobre todo unos originales tallarines de calamares salteados con habitas y un muy buen lomo de bacalao. De postre, un inolvidable brownie.

Pero es la zona de tapas la que nos ha fascinado. Aparte de ser mucho más agradable que la pequeña zona de restaurante y estar mil veces mejor atendida, ha habido un cambio de filosofía absoluta. Mantienen algunas de sus peculiaridades como las estupendas papas aliñás que ofrecen de aperitivo o la ensaladilla que se va acabando conforme avanza la noche- como debe ser- y aparte ofrecen detalles como un irresistible gazpacho en originales botellitas de casera antigua que enfrían como si fuesen minis de champagne; acompañan todos sus platos de carne con patatas fritas auténticas, y han vuelto a servir tapas en la terraza de fuera (antes sólo era posible pedir raciones o comer a la carta). ¿Qué hemos probado hasta la fecha? San Jacobo y hamburguesas de retinto, caseras y distinto, otra categoría diferente a lo que se suele ofrecer. O siguiendo con la carne, una de las señas de identidad de Alcuza, un riquísimo y divertido burrito de presa ibérica con queso y una salsa picante y una carrillada ibérica, esta vez seria, tierna y jugosa como pocas.

En pescado nos gustó el chipirón a la plancha pero nos defraudó el atún a la plancha y es que tampoco todo admite ser convertido en tapa.

En este acertado cambio de rumbo, no nos resistimos a señalar una novedad y es que los domingos han recuperado, como ellos dicen, la tradición del arroz y lo ofrecen de marisco, de costillas o meloso. Nosotros aún no hemos ido, pero mañana puede ser un buen día.