Nombre La Mamarracha
Dirección Calle Hernando Colón 1 y 3 (  )
Horario De 13:30 a 0:00
¿Tiene Cruzcampo?
Terraza No

Que dice el Maestro Burgos que Obama lo que viene a hacer a Sevilla es acogerse a los EREs de mangazo ahora que lo dejan en la cola más negra que existe. La del paro. Puede ser, pero me da a mí que el regidor yanqui se está oliendo la tostá y quiere cambiar la hamburguesa por el lomo en manteca.

O lo que es lo mismo, cambiar la Casa Blanca por el Casablanca y el Pentágono por el Políngano. Como Barack se oriente de lo bien que se vive en esta ciudad con una paguita, se termina metiendo en la hipoteca de un piso por la Macarena o Pío XII. Y es que no hay color, adónde va a parar, Obama.

mamarracha-tapas-sevilla (8)

Y hablando de guiris, ¡hay que ver el éxito que tienen los señores de Ovejas Negras -del que dimos buena cuenta aquí años atrás- con sus establecimientos. Y van por cinco si no me equivoco. El segundo de ellos fue La Mamarracha. El nombre se las trae pero es que los modernos es lo que tienen.

Han reconvertido una casa sevillana cercana a la Plaza de San Francisco en un simpático bistrot para comer de forma desenfadada, pero bien. Ojo que no es lo mismo. Le han dado a la casa un aire moderno pero sin estridencias, respetando el aire de casa vieja con un aire transgresor muy integrado. Hasta un sorprendente jardín vertical tienen en las paredes de una de sus estancias laberínticas.

mamarracha-tapas-sevilla (5)

Aquí se trabaja la brasa de quebracho, entre otras cosas. Horno Josper y buena carne para las costillas de Angus, el solomillo de buey o la pluma ibérica. Pero no se pierdan el toque que le dan con estos humos a la morcilla de Burgos, un placer. La ensaladilla rusa tiene un toque que la hace diferente y que conviene probar para romper esquemas de vez en cuando.

La verdura en tempura, como que no: piezas demasiado grandes y una tempura poco lograda que se deshace. Una mancha en una carta de tapas con cosas tan buenas como su risotto o su Paparracha: patatas fritas en su punto con panceta, queso fundido y cebolleta.

La carta de vinos está muy lograda con equilibrios de precio y calidad. Si tienen buena la «ubriqueña» prueben el extremeño Habla 14. Vinazo. Si la cosa está más cortita, tiran muy fría la Cruzqui, como llaman a la Cruzcampo algunas jóvenes de las que llenan de esplendor y bullicio el local. Buen vermú y sobre todo un amontillado, El Tresillo, difícil de encontrar y que pone en pie el paladar para recibir como Dios manda a la anchoa de Santoña, gorda como una alpargata.

Si encuentran sitio, disfrutarán de una buena velada gástrica y visualmente hablando. Recomendado queda. Goodbye.

Horarios de apertura:

De 13:30h a 16:30h y 21:00h a 00:00h (viernes y sábado abierto hasta 00.30).

Cerrado martes todo el día y la mañana del miércoles.