Nombre Cervecería Bar Coli
Dirección Padre Campelo, 4 (  )
Horario De 12:00 a 16:00 y de 20:00 a 00:00. Cierra sábados tarde y domingos
Teléfono 639263712
¿Tiene Cruzcampo?
Terraza No

Me apuesto una buena tapa de caracoles a que nadie en el barrio sabe el verdadero nombre del dueño del bar mas emblemático de los alrededores de la avenida de San Francisco Javier. A pesar de llevar 35 años ya en Nervión, todos le conocen como «Coli», alcanzándose así la identificación perfecta entre el bar y su dueño, un estepeño serio, cabal, honrado y trabajador que junto a su familia ofrecen un tapeo de ensueño.
Es El Coli de los bares de cerveza inmensa: bien fría y estupendamente tirada, que además se deja acompañar con unas deliciosas Almendras fritas. Por lo demás el listado de tapas es de los cortos, pero recomendable en su totalidad. Vamos al lío:

Dos tapas compiten por el estrellato: los Boquerones en adobo disponibles frescos y estupendamente fritos durante todo el año y que sólo ceden su trono a los Caracoles en primavera y es que sin duda, aquí tienen los mejores caracoles de este barrio (los habituales del lugar saben que en un recordado concurso de la SER de hace ya muchos años, Coli quedó segundo de Sevilla, no recuerdo ahora detrás de quién).
Y, ya que estamos, seguimos con los fritos y con tres tapas más: unos estupendos Calamares y las no menos deliciosas Alitas de pollo y Bacalao frito.
Coli es estepeño y la cercanía de Estepa a Córdoba hace que se esmeren en dos tapas muy de allí, en concreto con sus Flamenquines caseros y su Salmorejo, orgullo justificado de este bar (y que no tiene nada que ver con los pseudo salmorejos que proliferan por nuestra geografía de la tapa) y que bien con huevo duro, o bien con melva da por sí solo para una comida, así que recomiendo compartirlo u olvidarse de seguir comiendo.
Tapas de cocina
Y sería una pena no poder seguir degustando las tapas de cocina: Menudo, Sangre –una de las imperdonable de aquí- y Albóndigas –¡de qué tamaño!-.
Y antes de irnos, permíteme una última recomendación: Carne mechada, que está absolutamente deliciosa.
Y así, en un bar en el que lo difícil es no «liarse»; que es de esos en los que todos se conocen, pero donde nunca te sientes extraño, os dejo con Antonio y compañía, pero me tenéis que prometer que cuando los Caracoles vuelvan a nuestros mostradores, allí estarás para probarlos y preguntarte conmigo cómo es que no ganaron el primer premio.