Nombre Maquila
Dirección Delgado, 4 (  )
Horario De 13:00 a 16:30 y de 20:00 a 0:00
¿Tiene Cruzcampo?
Terraza No

En una de las calles cercanas al barrio de La Alameda se encuentra nuestra próxima parada: Maquila. Un bar que te transporta varios siglos en el tiempo hacia a una pequeña fábrica de cerveza. La oferta de artesanas es variada, incluso algunas son de producción propia. La barra, los tiradores apilados en la pared y la cocina casi abierta invitan a entrar y preguntar. A menudo también a quedarse.

Al fondo, un señor con gorra y barba de varios días disfruta en solitario de un libro y trigo rubio, casi ámbar, congelado en una jarra. Aquí hay gente que viene solo para disfrutar de un buen trago. Nosotros, en cambio, venimos a compartir, que es lo que sugiere la carta: nachos con guacamole, queso y pico de gallo, quizá algo pasado de sal, y una más que correcta ensaladilla Waldorf, con pollo, langostinos, manzana y nueces. Con eso tenemos para empezar y conversar.

maquila-2-r

maquila-1-r

Por cada tanda de tapas, una cerveza. Y ahí es recomendable preguntar a alguno de los camareros, que te guiarán ante todo un mundo de densidades, orígenes, colores y productos. Con una pilsen de la casa en el estómago y otra algo más tostada todavía en el vaso, llegó la empanadilla de ternera con aire criollo y vinagreta de cítricos. Otra especialidad de la casa son las papas bravas.

maquila-3-r

Para terminar, pedimos una ventresca de atún con cremoso de calabaza, cuscús, harissa y limón marroquí. Tanto por su sabor como por la presentación, el plato ganó nuestras alabanzas.

maquila-4-r

La cocina del Maquila no está orientada hacia el producto, sino al conjunto. Hay salsas, creatividad, especias y originales formatos que nunca caen ni en lo absurdo ni en lo innecesario. Casi todo es para compartir. Porque a este sitio se suele venir a chocar las jarras. A brindar. A ir cenando poco a poco con platos para todos. Un concepto de comida que cada vez tiene más adeptos. Qué aproveche.