Nombre La Reserva Joaquín Márquez
Dirección Calle Virgen de Las Montanas, 14 (  )
Horario De 13:30 a 16:45 y de 20:30 a 0:00. Cierra las tardes de domingos y lunes
Teléfono 954022913
¿Tiene Cruzcampo?
Terraza

Llevan poco tiempo pero apuntan maneras. Por lo pronto han conseguido la naturalidad que el restaurante primero, el de la calle Valparaiso, no ha logrado. Naturalidad en cuanto a falta de afectación en la oferta y en el servicio. Un servicio que atiende y entiende pero que no impone y avasalla como a veces ocurre en la casa matriz.

Tiene una zona de barra, una de veladores y un comedor un poco frío pero con un ventanal que da a la cocina y que centra la atención en lo importante.
Empezamos con lo mejor que tomamos en la jornada, un hígado asado a la leña con vinagreta de cilantro y cebolla , un plato redondo, realmente conseguido y que, además, consiguen que entre por los ojos.
Seguimos con una ensalada de perdiz en escabeche, sin fuerza, flojita de aliño, pero aceptable. El siguiente plato lo entendemos menos. Se trata de un salmón marinado con una salsa de vinagreta y miel que si la mezclas se complementa y salvas el plato pero que si pruebas el salmón sólo apenas tiene sabor, está como lavado. No sabemos si es por técnica o falta de tiempo o que buscaban ese resultado…

Y terminamos en el apartado de carnes con dos resultados bastante logrados: uno “internacional”, la entraña argentina, carne distinta a cualquiera de las que podamos tomar habitualmente en España… y que consiguen presentarla delgada, sabrosa y tierna. Y, echando a pelear, con la anterior “nuestra” presa ibérica de cerdo, tan manoseada en muchos sitios y que aquí hemos tomado con el punto y el sabor que hacía tiempo que no encontrábamos.

Nos vamos sin tomar postre, no sólo porque salimos llenos, sino especialmente porque lo que la carta ofrece es textualmente “surtido variado pequeño, medio o grande”…y nosotros no somos de mezclar ni de que decidan los postres por nosotros.

Concluimos. Llevan poco tiempo como para poder pedirles más. Tienen lo más importante que es la predisposición personal y, además, unos precios comedidos. A partir de ahora tienen que ir confeccionando una carta más personal, más distintiva y en la que se encuentren más cómodos.