Nombre La Cantina
Dirección Mercado de Abastos de la calle Feria. Puesto 111 (  )
Horario De 07:00 a 17:00
Teléfono 653141570
¿Tiene Cruzcampo?
Terraza

Nuestros progres son de lo que no hay. De la nueva jefatura provincial del Movimiento, el del 15 de mayo, se pasan al langostino de trasmallo en menos que se persigna un cura loco. Como el centro es un pañuelo –palestino, pero pañuelo-, te los encuentras cada vez más en sitios de rancia burguesía capitalista y menos en kebabs y otros garitos de esos con moscas atacadas de kilos. Me vengo a referir con esto a que eso debe ser el progresismo, mejorar.

Si hay un sitio en la calle Feria para tapear, bueno, pero bueno-bueno, ése es La Cantina de la plaza de abastos. Sus dueños son el matrimonio formado por Isabel María González contra Nicolás Hernández. Isabel es la hija de los dueños de la pescadería Mati de donde se surten diariamente del pescado que ofrecen en el bar.

Este bar tiene de peculiar que es un puesto que pega a la pared en bruto del Omnium Santorum, que en el habla del barrio de la Macarena se pronuncia Horno Santorun…. En esa estrecha trocha que recuerda a las kasbas morunas o los mercados árabes tienen puestas mesas a distintos niveles que siempre están empetadas de un público mayoritariamente joven donde predominan guiris y pijoflautas en relajada sintonía.

Como habrá deducido el caro y sagaz lector de esta página aquí se viene a pescado. Boquerones, acedías, chocos, cazón, puntillitas, pijotas o salmonetes; todo ello fresco y frito primorosamente, con juliana de cebolla y pimiento, por Yolanda en un aceite que nunca tiene 20.000 kilómetros (Melado dixit). El cronista se engorila con el sabor costero de sus huevas fritas o plancha apoyado por un catavino helado de Las Medallas de Argüeso o con su inconfesable chipirón plancha, vertiginosamente bueno. Todo ello dentro de su salita o acodado de alguna de sus repisas, porque a estas alturas del partido damos por sentado que tapear hay que hacerlo de pié.

Otra curiosidad (aparte de los inevitables nebulizadores porculizadores que ya sabemos cómo riza la humedad el pelo de las señoras) es su forma de apuntar con rotulador las cuentas en los blancos azulejos de los pilares. Cuentas por lo demás muy ajustaditas porque esto es barato para la calidad y cantidad de sus tapas. Cantidad que asusta en su tapa estrella: el atún casero en escabeche con pimientos asados, brutal con una “cruski” helada en vaso fino y mojado que es como dicen las modernas a la Cruzcampo. No se pierdan los huevos de choco a la plancha ni por nada del mundo sus sardinas asadas. Además de Nicolás, resuelven la bulla con buena cara “las niñas”: Vanessa, Carmen y Gloria a las que ayudan a recoger las mesas la negrucias palomas del barrio que esas sí que viven bien. Ojito que no abren por las tardes y cierran los domingos.

¡Ay! Si no fuera por estos ratitos…