Nombre Kaede Sushi bar
Dirección San Juan de Ribera, 2 (  )
Horario De 12.00 a 16.30 y de 20.00 a 00.00
Teléfono 954373518
¿Tiene Cruzcampo?
Terraza No

Tras un par de visitas no muy afortunadas, nos atrevimos a dar una nueva oportunidad al “japo” del hotel Macarena. No desistimos en nuestro empeño de encontrar un hotel donde se coma de forma sobresaliente en nuestra ciudad. (por ejemplo, la crítica de la “arrocería” del Meliá Sevilla mejor se la vamos a ahorrar a nuestros lectores…)

El local está decorado con un estilo que podríamos definir como nipón moderno, se atreve con blancos, negros, rojos y maderas, no recurre a lámparas imposibles ni a falsos biombos aunque hay que poner un pero y es que resulta incómodo lo pegadas que están las mesas pequeñas, una constante por otra parte en este tipo de locales, hasta convertirse en una verdadera hazaña no intervenir en la conversación de las mesas vecinas.

Nada más llegar una de sus camareras nos recibe con una tapa de edamame (vainas de soja hervidas) que nos conquistan por el inusual gesto pero en el que echamos de menos un puñado de sal. A partir de ahí, pedimos, para no pensar mucho, un sushi variado que hace que nos reafirmemos en nuestras evaluaciones anteriores, es insípido, demasiado parecido los unos a los otros, más de un buffet variado que de un auténtico japo…

No dispuestos a rendirnos continuamos con unos gyoza de cerdo y verduras, una especie de masa de harina de trigo, agua y un poco de aceite que alcanzan el aprobado. Es decir, está mucho mejor que la de los restaurantes multiétnicos (esos donde te encuentras desde una enchilada mejicana a un pollo al curry) pero el relleno no vence la frontera del sabor.
Lo siguiente que probamos es un pollo teriyaki muy sabroso, claro vencedor de la comida, que nos deja con ganas de más, y terminamos con unos yakisoba, fideos japoneses asados, quizás demasiado contundentes, pero en los que el sabor y textura de cada una de las verduras que acompañan estaba muy conseguido.

A la tercera va la vencida dice el refrán, y para nosotros ha sido así, aunque no hayamos podido disfrutar de un sushi en condiciones, nos hemos reconciliado con esta marca, Kaede, que empezó por las nubes hace veinte años en el Alfonso XIII y que había ido perdiendo fuelle…hasta ahora.