Nombre La Grulla
Dirección Calle Juan de Mata Carriazo, 6 (  )
Horario De 13.30 a 16:00 y de 20:30 a 0:00. Cierra domingos tarde y lunes
Teléfono 954410267
¿Tiene Cruzcampo?
Terraza

Juan de Mata Carriazo y Arroquia descubrió, paseando por «el jueves» de la calle Feria, nada más y nada menos que un bronce tartésico que se hizo hace sólo 2.600 años. La sorpresa que se llevaría este jienense, hijo adoptivo de Sevilla. La misma que yo me llevé cuando vi que en la larga calle que le da nombre, bajo el puente de los bomberos, había aparecido La Grulla. Un negocio que siendo restaurante de estreno, te das cuenta que no deja de ser un clásico, en la frontera de un barrio torero como es San Bernardo y con aparcamiento fácil en la avenida de Cádiz.

La Grulla nace con Marcos Valcárcel Polo como líder único y jefe de cocina y de sala -dos en uno- en su primera aventura en solitario. «Disfruto lo mismo entre fogones que entre comensales», asegura, y nos deja con la palabra en la boca y se va recomendando a unos y a otros con el corazón en la mano, porque corazón y empuje no le faltan.

Hoy hemos venido por tercera vez desde su apertura para convencernos de que no es un espejismo, La Grulla sirve comida de verdad, comida del Mercado de la Puerta de la Carne que Marcos complementa con ilusión. Y no por ello deja de buscar a otros proveedores a nivel nacional, con lo que recibe comida de los rincones más inverosímiles de España.

Marcos mantiene en La Grulla platos de su antiguo negocio, como el peculiar huevo a la turca, su legendario roast beef con puré de patatas auténtico o las deliciosas croquetas de pollo, cremosísimas. Dicen que provienen de la receta original de Sabina.

lagrulla6r

Pero, además, a las ocho de la mañana ya hay días que pasea por el vecino mercado, buscando inspiración para los platos del día. Lo mismo pone unas patatas a lo pobre con huevos -sublimes-, que unas huevas con mayonesa casera o un guiso con perdices, cuando las encuentra a tiro.

lagrulla1r lagrulla2r

Hemos probado también de la carta de La Grulla su recomendable provolone con salsa de tomate y mojo picón, las deliciosas tostas de sardinas -decoradas como del siglo pasado-, el carpaccio de lomo de cerdo ibérico con calabacines y champiñones o un entrecot o solomillo de ternera, buenos aunque mejorables. Eso sí, acompañados por unas patatas fritas en bastón o laminadas chips, que son capaces de ensombrecer al mejor caviar de Beluga.

lagrulla3r lagrulla4r

Lo venimos diciendo muchos años. Mira que es fácil, si las patatas fritas que acompañan un plato son buenas ya tenemos ganado un 50% con muy poco dinero. Pero la mayoría va a lo cómodo, a las patatas congeladas o esas nuevas frescas envasadas al vacío que se cuecen y después se fríen. Queridos taberneros y restauradores, vayan a La Grulla y prueben. Y si ven su nueva terraza llena piensen que esta es una de las principales razones.

lagrulla9r

Lo último que hemos probado hoy en La Grulla, tercer día de este largo peregrinar, ha sido una original y refrescante lasaña de changurro y unos San Jacobos con queso manchego, que verdaderamente quitaban el sentido. Mérito de este gran cocinero que te hace sentir tan a gusto en su casa y además como protagonista.

Los postres de La Grulla tiene que pelearlos un poco más, tiene una buena tarta de galletas de chocolate, demasiado casera, y una torrija con helado de turrón que, como las tostas de sardinas, debe provenir del siglo pasado, ricas de sabor pero excesivas de tamaño y decoración.

lagrulla7r

La visita ha sido un acierto y muy recomendable sobre todo por una carta con personalidad que no cae en platos repetidos por todos los bares y restaurantes actuales, sino que combina platos clásicos de ejecución perfecta con innovaciones propias sugerentes y bien traídas. Una reencarnación, en definitiva, del antiguo Jarisa en la nueva Grulla.