Lobo López

Lobo López: «Lo exótico cala en Sevilla»

Por Pantagruel

Nombre Lobo López
Dirección Rosario, 15 (  )
Horario De domingo a jueves de 08:00 a 00:00. Viernes y sábado de 08:00 a 00:30
Teléfono 854705834
¿Tiene Cruzcampo? No
Terraza

Con apenas un año de vida, el restaurante y bar Lobo López -apuesta del grupo La vida en tapas, cadena propietaria de los establecimientos Sidonia, Dúo Tapas, Chifa, La Terraza, Gigante Bar y Nazca-, se ha convertido en referente y punto de encuentro del mundillo hípster gastronómico sevillano. Y no sé por qué.

Sí, no sé por qué, lo admito. Quizás no sea uno de aquellos que se pirran por un plato preparado con leche de tigre o mayonesa de soja, quizás. Y como tal, es posible que no pueda apreciar en su totalidad las posibilidades gastronómicas de este local del centro de Sevilla, que las tiene. Cuestión de paladar, y sensibilidad, quizás.

Esto no quiere decir que Lobo López no esté maravillosamente decorado, con jardines verticales, uso de maderas, plantas, azulejería y materiales pegados a la tierra. O que el patio-terraza interior y la cocina a la vista conformen un rincón agradable donde comer y pasar un buen rato entre amigos y/o familia. Tampoco quiere decir que la comida servida no esté francamente buena y bien elaborada. Pero, ay, esperaba ese punto adicional, ese “twist” que me entusiasmara y que me llevara a decir algo más que el simplemente “Sí, me gustó, la comida bien”.

En primer lugar, la carta de Lobo López es reducida y, al menos, en esta primera visita, no hubo recomendaciones ni aportaciones de platos fuera de carta. Dividida en varias secciones, el menú ofrece aperitivos tradicionales como las croquetas o el salmorejo; platos para comer con las manos, como el jamón o las alitas de pollo salteadas y glaseadas; una ensalada, platos internacionales, woks, pastas, carnes y pescados (cortitos en su variedad). No obstante, fue necesaria la ayuda de una agradable camarera (no se tutea a los clientes, por favor) para que me explicara qué es un pollo panko, un nabo daicon, un kimuchy de pez mantequilla o un poke bowl de atún. Que sí, que son productos de fuera, platos de cocina asiática y andina, que sí…

De modo que una vez recibidas las oportunas descripciones de cada plato (al final no te acuerdas de qué llevaba coco, leche de tigre, curry o guacamole), me decidí por un poke bowl de atún, un magret de pato con piña asada y una pluma ibérica con mojo verde.

poke-bowl-atun-1-r

Poke bowl de atún

El poke bowl, según la carta, es un plato típico en las islas Hawai, y consiste en una ensalada de lechugas, arroz, tacos de atún marinado, mango, cebolla morada, tomate cherry y guacamole. Contundente y muy sabroso, con un potente sabor cítrico, y un atún rico, rico, es francamente recomendable.

lobo-lopez-magret-pato-pina-asada-r

Magret de pato con piña asada

pluma-iberica-mojo-verde-lobo-lopez-r

Pluma ibérica con mojo verde

El magret de pato estaba algo seco, pero se compensó con la piña asada, y se presenta sobre dos patatas asadas con guarnición de cebolla morada asada. Nada fuera de lo normal. Lo mismo sucedió con la pluma ibérica, emplatada de la misma forma, y sin nada destacable que aportar.

lobo-lopez-muerte-chocolate-r

Muerte por chocolate

Crítica aparte merecería el postre: aposté y gané con una bien servida porción de tarta Muerte por chocolate, adornada con lacasitos, nueces, galleta triturada y sirope de chocolate. Jugosa, tierna, espectacular, imperdible para los amantes y esclavos del cacao, no se la pierdan. Además, un gran detalle por parte de Lobo López es servir los postres acompañados de una botella de cristal llena de agua bien fría, agua del grifo que, como escribe Carlos Maribona en sus artículos de Sobremesa, cada vez cuesta más trabajo pedir y encontrar.

La carta se completa con un largo listado de cócteles, con y sin alcohol, que no llegué a probar y una carta de vinos en la que destaca, entre otros, el tinto Zancúo, de la bodega constantinense La Margarita, un lujo cercano por descubrir. La oferta de cervezas, nacionales y de importación, es buena, aunque de Cruzcampo sólo encontraremos la Gran Reserva y, ohhhh! No, no hay Coca-Cola, sólo Pepsi. En fin…

 

lobo-lopez-dolorosa-r

Original manera de traer la cuenta: La dolorosa…

Muy a favor y agradecido por el cambio de platos y cubiertos sin tener que pedirlo, y el trato, siempre amable y cortés, de las dos camareras que atendieron mi mesa. Así es Lobo López, comida moderna que va calando en Sevilla gracias al grupo La vida en tapas.