Nombre Marisquería Arenal-Sevilla
Dirección Pastor y Landero, s/n (  )
Horario De 13:00 a 17:00 y de 20:30 a 00:00
Teléfono 954220881
¿Tiene Cruzcampo?
Terraza No

Todo empezó en el Mercado del Arenal. Y el boca a boca se fue extendiendo rápido por toda la ciudad. Incluso creo recordar que Burgos se permitió citarlo sin que, como él mismo temía, el “descubrimiento” lo hiciese imposible a partir de ese momento.
En su día tuvimos la sensación de que los precios subieron a la vez que su fama. Era casi lógico, pura ley de la oferta y la demanda. Sin más. Ahora se puede decir que son hasta comedidos. Están haciendo un buen ejercicio de adaptación a los tiempos que vivimos.
Tras recorrer en menos de un mes los tres establecimientos nos permitimos hablar de ellos. Y aunque es complicado definirlos con una regla común, podríamos resumir en que el marisco es excelente, los fritos son buenos y los guisos se podrían mejorar. Por supuesto que las generalizaciones son injustas, pero así son las cosas.
Empezamos con una generosa media ración de ensaladilla que sólo nos llena. Seguimos con unas gambas recién cocidas excelentes y cuyo precio es más que equilibrado. Las cigalas, aún vivas cuando las cuecen, vienen con la garantía personal del propietario del vecino puesto que es de donde las traen. Excelentes.
Hemos probado en dos de los restaurantes las ortiguillas y no le tienen cogido el punto a su fritura. En un plato como las ortiguillas en el que lo accesorio debería ser “el frito”, aquí, por su densidad y por lo crujiente que está, le roba el protagonismo a su interior, con lo que dejan de estar cremosas, suculentas y no nos traen recuerdos a mar. Una decepción similar tenemos con las castañitas a la plancha un plato que siendo en otros sitios una delicatessen, aquí llega a la mesa incluso con la concha interna. También hemos tomado unas albóndigas de choco contundentes, en el que quizás nos gustó más la salsa que la albóndiga. Destacable el bacalao con tomate donde la exquisita salsa de tomate, potente y en su punto, superaban incluso al bacalao.
La carta de vinos no está actualizada. Hemos tenido que pedir cuatro crianzas hasta que hemos dado con uno que tenían, un buen Muga a mala temperatura.
Terminamos. Nos encontramos con una cadena de tres buenos restaurantes y tres excelentes barras. Y una cocina que tiene su fuerte en el producto pero que pierde a veces en su manufactura. Sus barras nos gustan más que sus comedores porque aparte de un precio atinado tienen un servicio atento, especialmente en Bueno Monreal.