Nombre Pez Globo
Dirección Reyes Católicos, 4 (  )
Horario De domingo a jueves, de 12:00 h. a 24:00. Viernes y sábados, de 12:00 h. a 01:00 h.
Teléfono 955239931
¿Tiene Cruzcampo? No
Terraza No

«Una cocina espléndida y sorprendente marca este elegante establecimiento de difícil clasificación»

Leíamos esta semana un espléndido artículo en GURMÉ.es sobre las aperturas que este otoño tienen previsto hacer los más importantes grupos de restauración sevillanos. Adelantado a estos movimientos hemos descubierto este verano Pez Globo, situado en los bajos del hotel Bécquer, donde tuviera una corta, pero sabrosa historia, el Pick&Stay de Bodegas Campos.

Una decoración elegante y agradabilísima tanto por su mobiliario y tonos como por los ventanales por los que entra la luz a raudales te lo posiciona rápidamente en la categoría de los «gastrobares», pero he aquí la sorpresa, su cocina nos ha parecido espléndida porque a la calidad le ha añadido una evolución inteligente de algunos platos tradicionales.

Comenzamos por unas croquetas de la abuela, que pasan a nuestro corto entender a liderar las croquetas de pollo que se pueden tomar en nuestra ciudad con una bechamel abundante y una fritura perfecta. Antes de seguir hay que indicar que otro de los aciertos es que la mayor parte de los platos «serios» tienen su versión tapa, lo que facilita la prueba de su menú. Gracias a eso atacamos también su sabroso arroz serrano con costillas y en la que destacan de manera especial las setas. O el taco de bacalao en una tempura fina y crujiente, perfectamente acompañada de un pisto que le da un agradable toque dulzón al plato.

Haciendo tiempo hemos probado una ensaladilla con atún macerado, tapa enorme que nos conquista por el frescor que le dan a los ingredientes habituales un pimiento y cebolla picaditos. El acompañamiento que hacen con pan de gambas, un acierto.
Volvemos a los platos principales con un plato que se llama Bahía Cochinos y que no es sino una presa envuelta en algas y frita en tempura. El resultado es original y excelente pero se queda un punto demasiado salado. La base de acompañamiento de quinoa es un ejemplo de lo que se puede llegar a hacer con este cereal que tan pocos cocinan correctamente.

Terminamos con un pulpo asado correcto y en el que destaca la presentación, acompañado de tomate sherry, tirabeques, coliflor, boniato y pimiento, y todo ello sobre una patata machacada y especiada y con una salsa romescu demasiado potente.
De postre una cheesecake que ya no sorprende, en tarro de cristal, con fondo de galleta y mermelada de fresa. Bueno…

No sabemos quién está detrás de este bar, restaurante o como lo queramos encasillar, pero hemos de decir que nos ha «llegado», quizás porque esperábamos un sitio más de los muchos que copian y pegan platos de moda. Hasta la música que ponen es buena y acompaña, en vez de molestar. Habrá que seguir profundizando en su carta.