Hedonia

Hedonia: «Un remanso de paz»

Por Percebeiro

Nombre Hedonia
Dirección Luis Arenas Ladislao, 151B (  )
Horario De 12:00 a 16:30 y de 20:00 a 23:30
Teléfono 954580203
¿Tiene Cruzcampo?
Terraza

No me gustan los bares con jardines verticales -y menos si las plantas son de plástico- ni que me pregunten después de cada plato «¿qué le ha parecido?». Tampoco los bares que parecen quirófanos asépticos, y me apasionan las tabernas con chochitos por el suelo. Pero hoy he estado la mar de a gusto en Hedonia. No sé lo que durará, porque el personal abarrotaba La Espumosa del detrás del Nervión Plaza -del mismo dueño-, mientras yo comía solito en este oasis de paz y armonía. Lo descubrí por casualidad, a la vuelta del Mesón de Juan, y me prometí probarlo.

hedonia1r

En este bar del barrio de Nervión hemos comido razonablemente bien, aunque nada nos ha sorprendido más que los boquerones. Carta extensa para las dimensiones de la cocina.

Cerveza Cruzcampo en copa, volvemos a los tiempos de la cerveza en copa en vez de en vaso; agua marca de Coca Cola -se la deben regalar por comprarle la Coca Cola- caliente. El camarero muy atento, nos sirvió pausadamente los platos que nos llevó -también es verdad que no tenía otra cosa que hacer-. Lo mejor es poder comer por tapas en las mesas, tapas abundantes como la de los deliciosos boquerones al limón. Sobre esto hemos escrito mucho: ¿qué es mejor una tapa con 6 boquerones por dos euros o con 12 boquerones por tres cincuenta? Yo soy de los de las tapas pequeñitas, pero también es verdad que mucho personal come con una cerveza y una tapa grande por seis euros y al llegar a casa por la tarde, arrasan hasta con la suegra.

hedonia2r

Los puerros a la brasa de Hedonia estaban buenos, pero el alioli de trufa que lo acompañaba bien podía ser humus, porque era insípido.

hedonia4r

En cambio el chipirón a la plancha con crema de ortiguillas es un extraordinario acierto con dos sabores que se complementaban. Las croquetas, de originales sabores –calamares y patas rusas, cochinillo-,  tienen que dejarlas escurrir en la aceitera antes de servirlas.

hedonia8r

La variedad de arroces por tapas es sospechosa. Hace pensar que pudieran ser de paquete: el de cola de toro y queso parmesano rico de sabor, sospechosamente rápido,  pero duro como un cuerno.

hedonia5r

El socarrado con vieras estaba en carta pero no lo tenían, como tampoco tenían el de carabineros. ¡Habrá que volver!

Por último, la media ración de unos mejillones cocidos con salsa de tomate, si no se hubieran quedado crudos un par de ellos, habrían estado bastante bien. La salsa de tomate casera, algo ácida pero muy rica.

hedonia6r

El pan se acabó pronto y el correctísimo camarero, además de cambiar los cubiertos negros y las servilletas ásperas y negras a cada plato, rellenó varias veces de pan, sin pudor alguno del que suscribe. Precios razonables y presentación muy buena. A ver si tienen suerte y empiezan a llenar, porque son mejores que su vecinos.