Nombre Restaurante Andrea
Dirección Avenida Presidente Adolfo Suarez, 26, (  )
Horario De 14.00 a 00.00
Teléfono 954027883
¿Tiene Cruzcampo?
Terraza

Como bien decía Iván Guillén Cano en su reportaje de gurmé.es Vida de Rodríguez: ¿cuáles son los mejores menús del día de Sevilla, agosto es un mes muy duro para los Rodríguez y nos cuenta de forma muy instructiva los orígenes de esos menús.

Pero el día que fuimos no queríamos menús, buscábamos comer a la carta y menos mal que nos acordamos de Andrea en pleno calentón de agosto con el asfalto ya blando a las 3 de la tarde.

Restaurante Andrea: ¿qué quién es Andrea?

Es el nuevo Sabina 3.0 pero en Los Remedios, justito enfrente de la portada de la Feria. Cuando decimos que es el «nuevo Sabina» es porque lo ha abierto el que abrió los cuatro Sabinas anteriores (Remedios, Centro, Buhaira e Isla de la Cartuja) y del que sólo queda este último Sabina Cartuja como celoso guardián de las esencias.

Este nuevo restaurante del barrio pijo (en Carrero Blanco ahora Adolfo Suarez, para más señas), con barra de espera y de no espera tiene su morbo desde que entras porque entrevés a la gente de las mesas sin llegar a verlas, pero ellos te ven a ti. Decoración muy similar a la versión 2.0 pero más conseguida gracias a la cuadratura y tamaño del local. Iluminación muy agradable, que no es fácil de ver en Sevilla.

Así es su carta

Lo mejor de Andrea, además de la comida y de unas camareras encantadoras, es el chorro de aire acondicionado en la espalda. Si será bueno el aire, que las acompañantas pedían a gritos una rebequita en pleno agosto. La próxima vendremos solo nosotros.

Empezamos como casi siempre con los mejores puerros y croquetas de Sevilla, de las espachurraitas con bechamel lenta, nada de objetos contundentes. Deliciosas. Los maravillosos puerros de cortesía del Sabina, que después también fueron de Jarisa (aunque menos generosos) también los son del Andrea.

andrea3r

Nos dejamos asesorar por las camareras de Andrea con dos de los tres platos del día y no se equivocan, el primero un tartar de atún que no suelo pedir por ir en contra de las modas, que el único “pero” que tenía era el tamaño de corte del atún, para mi gusto excesivamente grande.

andrea2r

Las alcachofas salteadas… ¡Bahh! Alguno se quejó de alguna dureza. Ricas de sabor pero grandes.

andrea1r

Del revuelto de morcilla, otro de los míticos, nadie se quejó, como para quejarse, suave como si el revuelto fuera de quesitos “el caserío” y sabroso. Y por ponerle un pero, le faltaba un huevo y la yema del otro.

andrea8r

El chuletón de ternera se hizo esperar, pero mereció la pena porque había que asentar los previos.  Y mereció la pena tanto él como por sus inseparables patatas chip “made in Andrea”. Yo no entiendo de semanas de maduración, no sé si es mejor que la carne se medio pudra o si hay que comérsela antes de matar a la vaca, lo que sé es que esa ternera tenía no un pase sino dos y tres: deliciosa, sabor a brasas en su justa medida y también blanda en su justa medida. Sabor intenso el de la ternera de Andrea.

andrea7r

Y para acabar…

De remate tarta de galletas de chocolate que no probé pero que duró poco, buena señal. Veintidós euros por barba con buenos vinos y buenas cervezas en copas grandes, ¿quién da más?

Volveremos a venir al restaurante Andrea aunque sea solos y pasemos frío. Y claro, a probar el punto que le dan al plato estrella por el que Sabina fue mundialmente conocido en Sevilla, el roast beef con puré de patatas; con suerte también probaremos la nueva cervecería «Matamoros» que están montando en la antigua tienda de muebles del mismo nombre.