Nombre Restaurante Don Carlos
Dirección General Polavieja, 18 (  )
Horario De 11:00 a 00:30
Teléfono 954225979
¿Tiene Cruzcampo?
Terraza

En esta Sevilla de las dualidades no podían faltar las consabidas dos caras en la restauración, especialmente en la que más se dirige al turista. Están los que elaboran una carta absolutamente hecha al comensal de fuera para que se sienta como en su casa ─no en la nuestra─ con platos que se pueden encontrar en Sevilla y en Estambul; y existen los que aún quieren dar de comer como se ha comido siempre en nuestra ciudad, sin renegar de la cocina tradicional y con pocos guiños al visitante.

Restaurante Don Carlos, carta tradicional

don carlos

Don Carlos es de estos segundos establecimientos. Su carta no puede ser más tradicional pese a que más de la mitad de su clientela debe ser guiri. Tiene unos veladores clásicos y bien vestidos -con manteles y servilletas blancos – en la super poblada General Polavieja, con vistas a la plaza de San Francisco.

Y tiene una barra pequeña y cuadrada, de las que consigue que se entremezclen las conversaciones entre los parroquianos. Y, para terminar, dos comedores interiores en uno de los que nos sentamos. La decoración combina azulejos, maderas, muy del gusto de la buena restauración tradicional sevillana.

En realidad lo que vamos a contar hoy es bastante parcial, porque lo que veníamos a probar era su cocina tradicional. Nos habían hablado de sus migas pero finalmente no las pedimos porque se nos ha ido la temporada y nos dejamos llegar por terrenos más estacionales. En primer lugar unos generosos huevos estrellados con chorizo que, sólo por su nombre alimentan. Y con patatas fritas buenas a un 85%. No es mal inicio.

Así son sus propuestas

don carlos

Como esta semana no habíamos tomado la dosis de huevo que recomienda la OMS seguimos con unas tagarninas con huevo de primera división con una salsa tipo romescu imprescindible. A continuación nos llegó un lomo con tomate, con un tomate suave, pero con personalidad, sabrosísimo. Y como es estamos en temporada de lidia no nos pudimos resistir a la misma. En su carta ofrecen una fideuá de cola de toro y unos flamenquines con cola de toro. Nos decantamos por los segundos, originales y bien presentados, pero con la carne un poco seca.

don carlos

La entrada en Don Carlos ha sido buena. Tenemos que seguir probando su larga, ¿demasiado larga?, lista de platos (perfectamente ordenados por categorías: ensaladas, embutidos, conservas, mariscos, etc) pero sin duda esto va a ser un punto y seguido. ¿Cuántos sitios dejamos pasar los sevillanos por verlos tomados por turistas?