Café Bar Mercado: «Menos es más»

Por Euleon

Café Bar Mercado: «Menos es más»

Tienen los sevillanos numerosos indicadores primaverales como señala el maestro Burgos en un recuadro bien despachado recientemente. Cada uno de nosotros casi barrunta la primavera por alguna cotidianidad a nuestro alrededor.

Desde los vencejos ocupando las entretejas de las casas viejas hasta esa ámbar luminosidad con la que atardece, que parece traslucida a través de un vaso de cerveza. Para el que está aquí sentado escribiendo, la primavera la proclama el escaparate de Calzados Jorge en la calle Imagen. Hasta que no está allí expuesta su colección de zapatos de rejilla, el menda no da por entrado el mes de las flores.

Zapatos calados de todos los colores, desde el negro al marrón claro pasando por un elegante gris ceniza, para los más modernos, que nos permiten llevar el pinrel perfectamente oreado y cuyo mejor reclamo son esas setas de la Encarnación como enormes alpargatas de la misma rejilla.

Café Bar Mercado, en el Tiro de Línea

Y barrio primaveral donde los haya es el Tiro de Línea, con una plaza abastos donde nunca es invierno. Un laberinto de olores, colores y sabores por el que perderse para terminar siempre saliendo por alguno de sus dos espléndidos bares. El de hoy es el Mercado. Esta taberna es lo menos que se despacha en bar, que esa y no otra es la medida exacta de la tasca sevillana.

Allí se entremezclan el pijo de Felipe II y el proletariado local en grata armonía cruzcampera. Despachan padre e hijo y los dos atienden por Jose, con acento en la «o». Son de buen malaje sevillano y ponen más tapas de las que cobran, que es la forma de vender cerveza y no dejar al cliente marcharse sin la penúltima.

Así es su carta

Un plato de queso con un puñado de almendras fritas u otro de rodajas de chorizo picante, o no, vienen de balde si la reunión está dando buena cuenta de su exacta caña de Cruzcampo o de una manzanilla de barril que tienen riquísima y con menos nombre que un gato de la calle. Allí mismo fríen el bacalao pero sobre todo unas mollejas de ternera que le han dado fama universal en el barrio y más allá. Ponen muy bien los boquerones fritos, limpios de raspas, pero no se pierdan mientras haya sus lenguaditos -también y tan bien- fritos.

Tienen una melva aceptable, buenas croquetas y no ponen pegas si usted abre un papelón comprado en alguno de los sabrosos puestos de la plaza. Y es que con bares así no hay excusa que valga para cambiar, un sábado cualquiera, las grandes superficies por estas otras, más pequeñas, que son nuestras acogedoras plazas de abastos.

Café Bar Mercado
Dirección: Mercado del Tiro de Línea, puesto 1. Sevilla