Nombre Bar Elcano
Dirección Calle Corbeta, 7 (  )
Horario De 7:00 a 16:00 y de 19:00 a 0:00. Cierra domingos por la tarde.
Teléfono 954611939
¿Tiene Cruzcampo?
Terraza

En un reciente viaje al extranjero, este cronista tabernario visitó una explotación agrícola donde –por aquello de la ecología y tal- soltaban patos para controlar las infestaciones de caracoles. Porque aunque muchos de ustedes no lo sepan, estos moluscos gasterópodos son una plaga muy dañina para el campo. Así, los ánades palmípedos se ponían púos de babosas de concha fina sin que el labrador tenga que usar veneno alguno. Que digo yo que lo suyo sería soltar sevillanos con cubos y mallas; iban a ver qué pronto se terminaba la plaga.

Como en un bucle espiral en el tiempo llega la época del caracol. Me vengo a referir al que corre salvaje en su hábitat natural: matas de hinojos de las cunetas y retorcidos palos de empalizadas marismeñas. El buen aficionado a la succión extractiva del limaco helicoidal, vulgo chupar caracoles, recorre sin descanso bares y tabernas hasta encontrar los mejores ejemplares. Hoy recomendamos este bar familiar de la coqueta barriada Elcano.

-¿Elcano? ¿Y qué se me ha perdido a mí en Elcano?

Pues de momento se pierde usted unas croquetas de puchero, una ensaladilla rusa estupenda, unos bistelitos empanados con su alioli o un atún encebollado y hasta una hamburguesa XXL. Pero sobre todo, el que se pierda este sitio se pierde unos caracoles y cabrillas de autentico lujo.

Las cabrillas vienen en tomate y en salsa. Estupendas y pidiendo pan de bollo; no para ellas sino para su salsita. Y sus caracoles.

Hermosos, lebrijanos, con trapío y romana; con cuernos como de un señor mayor y el bicho entero y asomado. Un caldito de verde oscuro perfectamente equilibrado de especias y en su punto de pique.

Ideales para tomar en las noches de sus veladores entre naranjos como si no hubiera un mañana o llevar a casa en la clásica tarrina y montar una mariscada para tiesos. Que eso viene a ser el caracol: un divertimento sabroso y barato.

Ya lo saben, en la bonita y sencilla barriada Elcano, tienen ustedes este bar familiar que en asuntos de ganaderías de concha y cuernos le echa la pata a cualquiera.