La Mar Canalla

Restaurante La Mar Canalla: «Sal en El Porvenir»

Por Euleon

Restaurante La Mar Canalla: «Sal en El Porvenir»
Nombre La Mar Canalla
Dirección Calle Valparaíso, 2 (  )
Horario Martes de 20:30 a 00:00; De miércoles a domingo de 12:00 a 16:00 y de 20:30 a 00:00
Teléfono 662530518
¿Tiene Cruzcampo?
Terraza

“Para ser un restaurante de temática marinera han sabido escapar de la decoración al uso y ofrecer algo moderno, elegante y agradable”

Si hay un barrio donde la buena mesa desahucia a sus vecinos, ese es El Porvenir. Y es que debe ser difícil quedarse en casa con la oferta gastronómica que tienen sus calles; desde tascas y tabernas tradicionales hasta restaurantes de alto copete, que se decía muy cursilonamente en otros tiempos, pasando por cervecerías de gran clase y gastrobares de novedosas comandas.

De los creadores de La Antojería y La Auténtica, nos llega al mismo barrio una cosa la mar de curiosa y con nombre la mar de simpático siguiendo la moda de titular los bares con alias chocantes para que la gente no se olvide de ellos, cuando deberían ser inolvidables por sus cartas…

La Mar Canalla, se llama. Lo primero que hay que alabar es el buen gusto y la originalidad de la decoración. Para ser un restaurante de temática marinera han sabido escapar de la decoración al uso, ya saben: maromas, escotillas, redes, escotillas, etc., y ofrecer algo moderno, elegante y agradable a la vez. Tras unos comienzos titubeantes donde parecía que navegaban a la deriva, han sabido enderezar el rumbo de la mano del chef Tony Moreno que viene de La Titi en Chiclana y por lo tanto sabe lo que se pesca.

Moreno se maneja bien con los fritos y a los boquerones al limón, anillas de calamar, etc. los enriquece con AOVE y harinas ecológicas. De sus manos, este que está aquí se queda con la fideuá de marisco y pescado de roca con un roce especial de alioli y con la ensaladilla de gambas al ajillo con toque de aceite de carabinero. Prueben el arroz encostrado y el carpacho de gamba roja. También tocan con buen toque, valga la redundancia, el tataki de atún. La Cruzcampo fría y bien tirada es la compañera perfecta para la mayoría de la carta, aunque el servicio -que ha mejorado una barbaridad- aconseja muy bien los casamientos con los platos, por ejemplo, un Fragata de zalema, D.O. Condado de Huelva para la pata de pulpo asada.

Y ya metidos en corchos, lo mejor es rematar la faena con una tabla de quesos y alguno de los tintos de la bodega, como el Vega Sauco de Toro.

No son fechas, estas de navidad, las ideales para meterse en según que sitios, pero aquí, siempre y cuando no esté lleno, la garantía de una buena velada está asegurada. A navegar se ha dicho.