Nombre Flores Jamones & Vinos
Dirección San Pablo, 24 ()
Horario De 9.00 a 00.00 Domingos de 10.30 a 17.00
Teléfono 954216160
¿Tiene Cruzcampo? No
Terraza

Esto del Jalogüin es una guerra perdida. A los niños les divierte y resistirse es un “pa´ná”. El otro día me mandó mi costilla a buscar un disfraz de asesina sangrienta y horrible que diera mucho miedo; me recorrí la calle José Gestoso enterita, fui a Pichardo, estuve en todas las tiendas del ramo y nada. Nadie tenía el disfraz de Inés del Río. Le compré una peluca pelirroja y un jersey perroflauta pero mi señora me dijo que nati, que con esa guisa no se podía hacer el “truco o trato”. ¿Que no se puede?, no estás tú equivocada, sentrañitas mías…
Hablando de cosas más agradables, hoy traemos a esta grapa sabatina la tienda- bar de Federico Flores en la calle San Pablo. La casa madre la creó Federico Flores padre, hace 40 años y ahora la llevan sus tres hijos: Federico, José Vicente y Álvaro. En este local de situación privilegiada, en una de las mejores vías de acceso al centro, con gran paso de indígenas y forasteros, los Flores han querido salirse del concepto tradicional de tienda especializada, algo que está demostrado que no cuaja en Sevilla y han apostado por el bar-restaurante con tienda incluida. De esta forma el cliente puede llevarse a casa cualquiera de los productos que haya consumido in situ, descorchar cualquier botella de la tienda o emplatar los productos de sus vitrinas. O casi.
Un tinto Taberner de Bodegas Huerta de Albalá de Arcos, con 12 meses de crianza o el Chinchilla 6+6 de la Sierra de Málaga, son ideales para abrirse de capa con un surtido de pinchos sobre tosta de buen pan caliente. Si usted prefiere regar la plaza con catavino, tienen fino La Panesa de Hidalgo para cortejar a la excelente ensaladilla rusa de patatas violetas o un blanco seco Botani de Bodegas Jorge Ordoñez de Málaga ideal para abrir una lata de ventresca, saborear un tataki de atún rojo el sushi ibérico, la pluma ibérica al horno con chutney de frutas o echar abajo una de queso pajarete, todo ello con unas tituladas “regañadas almonteñas”. Qué “fisnos” se nos han puesto ahora en Almonte…
Las armas del escudo de los Flores son dos jamones cruzados sobre campo de queso y chacina. El menda que firma esto tiene la teoría de que para hacer buen jamón hay que saber hacer algo más difícil todavía: un buen salchichón. Y aquí tienen uno cortado en taquitos para matarse de bueno ahora que estamos en días de muerte.
Y, cómo no, cachas de porcino bellotero, curado y cortado primorosamente. Jamón de bellota a buen precio – a 11 € la media bien despachada- para mezclar en la boca con una manzanilla Papirusa al sol templado del otoño en sus veladores.
Pero el susto de truco del almendruco de Jalogüin viene con los yintonis. Una estocada en el hoyo de las agujas a 12 euros el copón con todos sus forrajes y bendiciones. Más caro que el Jamón de bellota. ¿Estamos locos o qué?