Nombre Los Cuevas
Dirección Virgen de las Huertas, 1 (  )
Horario De 13:00 a 17:00 y de 20:30 a 00:30
Teléfono 954278042
¿Tiene Cruzcampo? No
Terraza No

¿Dónde parece que estés? Cualquiera sabe, pero ¡qué más da de dónde sea! Lo importante es que sigue siendo de los mejores sitios de Sevilla para comer sin tonterías. El código postal de la calle Virgen de las Huertas es el trianero 41010, pero será por el tapón que forman los Maristas (con un parking estupendo, por cierto para visitas gastronómicas a la zona) o será por cercanía, pero el público que frecuenta el viejo y el nuevo Cuevas es mayoritariamente de Los Remedios.

Todos los secretos de Los Cuevas

Queríamos probar el nuevo establecimiento de Los Cuevas y la comida no nos defraudó, pero la barra de doble altura algo más. Las barras las hay de muchos tipos, de acero inoxidable, de madera, de ladrillos, pero alicatadas y con dos pisos no son tan habituales. Ésta de Los Cuevas debe haberla diseñado uno de Castellón, o de Madrid, porque el tirador tampoco es de Cruzcampo: uno no sabe si está en Sevilla o por ahí lejos. No es incómoda si te sientas en las confortables banquetas, pero sí lo es si tapeas de pie. Los inventos mejor con gaseosa … Y con Cruzcampo, por favor.

loscuevas4r

¿Y su carta?

Como de lo que hablamos aquí es de comida y no de arquitectura, vamos a ello: este Nuevo Los Cuevas tiene la cocina medianera y común con Los Cuevas de toda la vida, de hecho, si no hubiera sido así probablemente no habríamos ido. Lo primero que nos ofrecieron las amabilísimas – aunque algo aceleradas- camareras  después de ponernos una aceitunas moradas frías y muy ricas, fue un «arrocito que está a punto de salir», haciéndonos sonreír pensando en el maestro Burgos. El arroz era nada más  y nada menos que con alcachofas, representadas por dos medias alcachofas enteras deliciosas, el arroz en su punto de caldo, de sal y de sabor. No dejamos ni un gramo, gracias al extraordinario «pan-pan» que nos trajeron para empujar.

loscuevas5r

Servilletas de papel enormes, imitando a las de tela, y cubertería «consistente» de la que ya no te ponen en ningún sitio, nos hicieron mucho más agradable la comida. Y todos los platos que nos fueron trayendo con sus cubiertos de servir, sin tener que pedirlos.

Después del arroz, quisimos pedir otros diez o doce platos más de arroz pero nos contuvimos y pedimos un plato de verdura a la plancha como en Sevilla sólo saben preparar en Los Cuevas, con setas, espárragos verdes, pimiento rojo, puerro, calabacín y ¡más alcachofas!

Después del plato de verdura, acordándonos del reciente reportaje de huevos fritos con patatas en GURMÉ, pedimos unas patatas fritas con huevos que un camarero eficientísimo nos preparó y que nos hicieron disfrutar como hacía tiempo que no hacíamos, patatas de verdad con huevo de verdad.

Hay más

loscuevas2r

Nos pasó lo mismo que en los dos primeros platos, queríamos pedir más pero nos tuvimos que contener para hacer sitio a un tomate con melva canutera, que pensé sería menos bueno por el mes de febrero en el que estamos, pero me equivoqué. Rematamos con media ración de albóndigas con más papas fritas que estaban sabrosas hasta el mismísimo epicentro.

loscuevas1r

Repetiremos pronto.