Nombre Victoria 8
Dirección Victoria, 8 (Esquina con Pagés del Corro) (  )
Horario De 13:00 a 01:00
Teléfono 954343230
¿Tiene Cruzcampo?
Terraza No

En una bocacalle de Pagés del Corro – Triana pura- calle Victoria, una joven pareja de restauradores sevillanos ha tenido la valentía de abrir, con estos tiempos que corren, un local de tapas y platos.

Begoña y José Juan reciben en su coquetísimo local, donde antiguamente se ubicaba el restaurante Poncio, exactamente igual que si estuvieran en su casa. Sencillo negocio, decorado en maderas y cuadros, combina floridas mantelerías con abundantes trofeos de caza que hacen las delicias de los chistosos de barra … Bromas aparte, el lugar que nos ocupa es cómodo tanto en su barra, como en cualquiera de sus comedores, todos sencillos y de techos bajos que le dan sensación de calidez e intimidad. Begoña- alma mater- se mueve pizpireta resolviendo entre las mesas con soltura, gracia y estilo, para romper el hielo ante lo desconocido. Pero no se equivoque nadie, tras ésa sonrisa y ése aire “naif” y casi profano se esconde una restauradora de muchísima más experiencia de lo que parece.

Correcta la cerveza y la cristalería, pero atesoran una bodega de muchos kilates, de donde elegimos un PradoRey (R. de D. Crianza) que nos adentra en los tesoros de su carta de tapas. Para empezar, una deliciosa ensalada de mejillones “ XXL” nos habrá refrescado del sinsabor de encontrar aparcamiento…o prueben las papas alinás que son de libro. Un consejo: siéntense en una mesa y que sean ellos los que le ofrezcan. Su pincho de morcilla de Burgos y piquillo sobre manzana confitada, qué quieren que les diga… o unos bocaditos de foie a la plancha, ¡como ganan con el PradoRey!.

Si, José Juan les ofrece su carrillada de cerdo, tengan cuidado, es tapa contundente y a mi gusto excesivamente grande, no por ello menos deliciosa, pero corren el peligro de hartarse, cuando falta lo mejor: chanquetes fritos. Si han leído bien, chan-que-tes fritos hasta dejarlos crujientes pero secos y en su punto de sal, traen recuerdos de otra época… A éstas alturas ya vale todo y unos boquerones limpios , abiertos y asados al horno con ajitos y abundante aceite de oliva virgen, alguna tosta de atún, brie o roque y, cómo no, el PradoRey, les hará imposible negarse si Begoña les ofrece alguna tapa de su creación. En mi caso probé las taleguillas de verduritas rellenas de pollo al curry especialmente deliciosas. Si la gula les puede a estas alturas, y queda algo de tinto por la mesa, haga que les traigan un lomo de atún fresco sellado a la plancha trinchado para compartir. Bueno, bueno .

La carta de tapas sigue y sigue pero ni mi dietista ni mi abogado matrimonialista me lo permiten. Habrán tenido la sensación de estar en casa de unos amigos de toda la vida. Ustedes no lo sé, pero yo prometo volver.