Nombre Umami
Dirección Calle Hernando Colón 10 (  )
Horario De 12:45 a 0:30
Teléfono 954502118
¿Tiene Cruzcampo? No
Terraza No

En la calle Hernando Colon, entre la Plaza de San Francisco y la Catedral, ha abierto hace unos meses una nueva propuesta gastronómica en Sevilla. Se trata de Umami , que aunque está en “territorio guiri”, hace gala de una oferta diferente con buenos materiales y jugando con la mezcla de sabores y texturas novedosas. Dicen los que saben de esto que el «umami» es uno de los cinco sabores que podemos percibir junto al dulce, el salado, el ácido o agrio y el amargo.

umani8

El local donde se busca el «quinto sabor», da a dos calles, está decorado con estilo industrial, con la barra y una parte de comedor en la planta baja, y una entreplanta con un salón solo para mesas, donde está la cocina abierta y visible a los clientes. Sus paredes son de ladrillo desnudo, mesas de madera aceitada y elementos vintage.

umani7

Empezamos, en lo que se refiere a la oferta gastronómica, con una ensaladilla de patatas, mango y langostinos, muy distinta a la clásica a la que estamos acostumbrados. No sólo por la mezcla de la patata con un producto de origen tropical como el mango, sino también por el toque a la plancha del langostino que se incorpora a última hora al plato. Nos pareció un buen plato y novedoso. Una ensaladilla  con algo dulce, algo salado,ácido y amargo…

umani6

Seguimos con unas croquetas caseras, bien elaboradas y gustosas, aunque mucho más tradicionales que el plato anterior. 

umani5

Si tenía bastante de disruptivo, como se dice hoy en día, el wok de arroz negro que pedimos a continuación. La textura del arroz, en este caso de jazmín, una variedad de grano largo muy usado en la comida asiática, difiere del arroz en grano al que estamos acostumbrados, le aporta novedad y se completa con verduras al dente y calamares en tinta negra, con la opción de una salsa alioli. Propuesta original, pero me pareció que el arroz no estaba en su mejor punto y en general al plato le faltaba sabor a pesar de ingredientes tan potentes como es el calamar y, sobre todo, la tinta

umani4.

Hubo hueco para una presa ibérica al punto, de buena calidad y sin «disrupciones». 

umani3

Nos sentíamos golosos y sucumbimos a la propuesta de un brownie de chocolate y helado, y unas torrijas de brioche, mejor lo primero que lo segundo, poco jugosas y, por ende, resecas. 

umani2

umani1

Umami quiere buscar en sus platos ese quinto sabor, ofreciendo productos y texturas novedosas, en un entorno distinto al clasicismo de la zona. En parte lo consigue, y por ello vale la pena probarlo.