Nombre Velouté
Dirección Avenida de la Buhaira, 23 (  )
Horario De 13.00 a 00.30
Teléfono 954047979
¿Tiene Cruzcampo?
Terraza

Leyendo “Memorias de Adriano” descubrimos este párrafo que nos ayuda a describir lo que sentimos en este, por otra parte, luminoso y agradable restaurante de la avenida de la Buhaira: “Un Apicio está orgulloso de la sucesión de las entradas, de la serie de platos agrios o dulces, pesados o ligeros, que componen la bella ordenación de sus banquetes; vaya y pase, todavía, si cada uno de ellos fuese servido aparte, doctamente saboreado(…)pero presentado al mismo tiempo, en una mezcla trivial (…) crean en el paladar y el estómago que los come una detestable confusión en donde los olores, los sabores y las sustancias pierden su valor propio y su deliciosa identidad”

Como capricho a la hora de llegar, hemos pedido una correcta tapa de tortilla de patatas, pimiento y cebolla de esas grandes, servida templada y que compensa con una mayonesa ligera el que estuviese un poco seca.

Lo hemos seguido con un rico plato de pulpo asado sobre patatas , porque no estaba ni duro ni blando, y el sabor no era ni fuerte ni flojo. Como debe ser.

Croquetas del puchero con alioli de yerbabuena, de las de verdad y recomendables aunque acabamos sin terminar de encontrar ese toque de yerbabuena en el alioli.

A partir de ahí han llegado las curvas peligrosas, y es que cuando se juega a arriesgar mezclando sabores y texturas, puedes encontrarte con un Solomillo de Ternera Strogonoff asesinado por el cous cous y su salsa; o un Arroz negro mar y montaña absolutamente perdido entre lo fuerte del sabor de la caza, la textura del calamar y el sabor del alioli. Y la última, que tras leer el nombre te puedes imaginar el resto, rollito de salmón y bacalao ahumado relleno de marisco donde como mucho percibes un sabor de los dos ahumados que matan cualquier otro que se atreva a aparecer.

Hemos tirado al principio de la cita de Marguerite Yourcenar para explicar la sensación que tenemos tras estar aquí. Si les vale nuestra recomendación, que como todas las generalistas es endeble, visiten Velouté porque son rápidos y agradables, pero céntrense en la parte realista de la carta y dejen la parte creativa para más adelante.