Nombre La Vinería de San Telmo
Dirección Paseo Catalina de Ribera, 4 (  )
Horario De 10:00 a 00:00
Teléfono 954410600
¿Tiene Cruzcampo?
Terraza

Lleva abierto más de una década en una zona tan turística como la antigua judería de Sevilla. Es la Vinería de San Telmo, con reminiscencias argentinas, con una amplia carta de vinos y una cocina a veces sorprendente y en cualquier caso de calidad. Es mucho más que un lugar para turistas.

Entramos en la Vinería de San Telmo

El local, no muy grande, tiene una decoración agradable donde la bodega, visible tras unos cristales, ocupa un lugar preferente.

Las mesas, sin mantel ni tan siquiera de papel, se nos antojan un poco abigarradas pero tras las reticencias iniciales, incluido el prejuicio de ser un lugar para turistas, nos encontramos con un local que a la postre satisface.

vineria-san-telmo

Buena carta de vinos

Vayamos por parte. Su nombre nos indica que el establecimiento se preocupa por los vinos y efectivamente la amplia carta no solo refleja una variedad de caldos sino que también contiene un pequeño resumen de cata de cada uno de ello que nos orienta en la difícil elección, dada la cantidad y calidad de los mismos.

Al final optamos por el Botani tinto de garnacha (20,90 euros la botella), de una bodega malagueña. Ya habíamos probado el blanco y también nos gustó el tinto. Previamente catamos la cerveza. Tienen Cruzcampo, pero la especial de botella. De barril nos ofrecen otra marca.

vineria-san-telmo-9

La carta en la Vinería de San Telmo la tienen dividida por entrantes, ensaladas, huevos y cosas calientes, con opción de tapas, raciones o medias raciones. Hay un menú degustación de tapas (17.50 euros) mas enfocado a los turistas.

Optamos pues por asaetear la carta, y empezamos por varias ensaladas (que no se sirven por tapas) de lombarda templada con varios quesos (6.50 media ración) y un fondo de pasas y piñones. Original y sabrosa. El otro elemento verde fue tartar de tomates con rúcula (6,90) con piñones y cebolla caramelizada.Creo que la lombarda estaba más conseguida.

vineria-san-telmo-8

vineria-san-telmo-6

Pasamos a los platos calientes

Sorprendente en la presentación el crujiente de cola de toro (13,80 media ración) y muy sabrosas las lagrimitas de pollo (8,90 media ración), muy bien empanadas, con salsa de mostaza y unas patatas, no solo fritas, que solo por eso valía la pena el plato

vineria-san-telmo-10.

Pero había mas. Hacía tiempo que no comía un huevo poché (3,90 la tapa) tan bien ejecutado y sabroso como el de la Vinería San Telmo, acompañado de un fondo de mix de setas y foie micuit. Sin duda uno de los platos estrella. No fue el único que agradó y mucho. El carpaccio de gambones (12,90 media ración) con salsa de soja respondía a la calidad de la materia prima.

Muy original también el bifé relleno de queso brie (11,90 media ración) y presentado en rollitos. Correcto el pulpo al ajillo (9,90 ración), alejado de las presentaciones habituales a la gallega. Nos quedamos con las ganas de probar el bacalao a la roteña (también lo ofrecen al pil-pil) (4,20 tapa) o el tataki de salmón con puerros (4,20 tapa), pero las raciones son generosas y nuestra capacidad de cata tiene un límite.

¿Y de postre?

vineria-san-telmo-2

Si hubo espacio para el postre, tartas que van cambiando. Probamos  tarta Amborosia (4,90) muy contundente de chocolate y otra Red Velvet (4,90).

Como decía al principio, la comida fue muy placentera fundamentalmente por los buenos vinos y la calidad de los platos. Aunque estemos a veces entre turistas, no es mal sitio para darle una oportunidad a nuestro gusto.