¿No conocéis el blog Las buenas migas? Pues tiene… No queremos caer en la broma fácil pero es que el asunto es para estar preocupado. Acercarse a este espacio es disfrutar de la materia prima, del ambiente de mercado en una mañana cualquiera y del placer de ver de una forma sencilla las interesantes opciones que tiene cada producto en la cocina. Un carácter que imprime Anna, autora del blog Las buenas migas, a sus creaciones pues destaca que le da « mucha importancia al producto fresco de temporada». Algo que se agradece por cualquier paladar que se preste a probar algunos de sus platos. Por lo pronto, vamos a empezar por estas albóndigas con sepia que sinceramente, tienen que estar para quitarse el sombrero.

Ingrediente

Para la masa de las albóndigas:

400 gr. de carne picada (de ternera o cerdo o mezclada al 50%) .

1 huevo .

1 diente de ajo picado.

3 cucharadas de pan rallado.

3 cucharadas de leche o nata líquida.

1 pellizco de sal y de pimienta.

Para la picada:

5 gr de chocolate negro o ½ onza.

1 diente de ajo pequeño .

10 avellanas o almendras .

1 cucharadita de perejil picado (fresco o seco).

½ cucharadita de canela molida (o 1 ramita pequeña de canela entera, en este caso logicamente sin majarla).

Resto de ingredientes:

2 sepias medianas .

Aceite de oliva .

4 o 5 cucharadas de harina para rebozar las albóndigas.

50 gr. de guisantes frescos o congelados.

1 cebolla mediana .

2 tomates pequeños y maduros.

½ vaso de vino blanco .

1 vaso de fumet de pescado, caldo o agua con ½ pastilla de caldo.

Las buenas migas

«Intento que el blog se adapte a mí y no al revés»

Así lo cocinamos

Cortamos las sepias en trozos medianos o en tiras, la ponemos en una sartén con 3 cucharadas de aceite de oliva y freímos hasta que se evapore completamente el agua que pudiesen soltar y adquieran un color dorado. Reservamos.

En un recipiente amplio mezclamos todos los ingredientes para la masa de las albóndigas. Se forman pequeñas bolas, se rebozan con la harina y se doran ligeramente en una sartén o cacerola con 8 cucharadas de aceite de oliva a fuego medio (se trata de dorarlas aunque no estén hechas por dentro ya que después se acabarán de hacer en su salsa) Reservamos. En el mismo aceite freímos durante unos 3 minutos los guisantes sin descongelar. Reservamos.

Pelamos y cortamos finamente la cebolla y la añadimos a la cazuela. A continuación añadimos los tomates rallados y los freímos junto con la cebolla durante unos 6-7 minutos a fuego medio. Seguidamente añadimos el ½ vaso de vino blanco, esperamos un par de minutos a que evapore el alcohol y añadimos el caldo, fumet o agua. Salpimentamos y dejamos hervir a fuego medio durante varios minutos mientras preparamos la picada.

En un mortero majamos todos los ingredientes de la picada, añadimos un poco de líquido de la salsa para ligarla, mezclamos y la agregamos a la cazuela junto con la rama de canela (si la pusiéramos) dejamos hervir a fuego medio-bajo procurando que tenga un hervor suave y constante durante unos 10 minutos. Añadimos las albóndigas, la sepias y los guisantes reservados, mantenemos a fuego medio–bajo durante unos 10-15 minutos para que se mezclen los sabores y servimos bien caliente.

Conociendo a Anna

¿Por qué motivo surge la idea de crear un blog de cocina?

Nunca me planteé seriamente crear un blog de cocina pero un día de verano estando de vacaciones tuve mucha curiosidad y cliqueé en la opción ‘crear un blog’ sin ser muy consciente de lo que estaba haciendo, pensé que no sería capaz de completar el proceso pero al final me pareció sencillo. Ya tenía el blog abierto «casi» sin pretenderlo, a partir de ese momento tenía que «alimentarlo» o eliminarlo y opté por lo primero. A la primera receta le siguió la segunda y así, hasta hoy.

¿Cuánto tiempo lleva en la red?

Desde agosto del 2008.

¿Qué tipos de recetas son las que más te entusiasman? Recetas en General, repostería, novedades en el arte culinario…

Le doy mucha importancia al producto fresco de temporada. Me entusiasma la cocina tradicional y de mercado.

¿Qué tiempo le dedicas al blog?

Depende, últimamente le dedico poco, procuro que no me reste demasiado tiempo de «mi vida real» para no agobiarme. Intento que el blog se adapte a mí y no al revés.

¿Qué supone la cocina para tí? ¿Un hobby o un trabajo?

Un hobby y una pasión. Cocino (siempre que puedo) los fines de semana, desde hace años. La única diferencia desde que tengo el blog es que hago fotos a la comida para luego publicarlas, cosa que antes no hacía pero mi forma de cocinar sigue siendo la misma.

¿Cuál es el perfil de internautas que siguen tu blog?

Muy variado y de todas las edades, también bloggers de cocina, pero menos. Personas anónimas en general, amantes de la buena mesa y gente joven inexperta que se animan a cocinar después de ver el «paso a paso». Llegan a mi blog por casualidad, buscando alguna receta, les gusta lo que ven y se quedan. La gente es agradecida y respetuosa con lo que hago, siento que mi trabajo es valorado y eso es muy agradable. No tengo un perfil estándar.

Aparte de la cocina ¿Qué otras aficiones tienes?

Ir al teatro, pasear, la pintura, leer, hacer actividades con mi hija, disfrutar de las pequeñas cosas de la vida y hacer feliz a mi familia, para serlo yo.

¿Podrías recomendarnos un restaurante?

Los Inmortales (c/Sagués, 25 de Barcelona ). Restaurante de comida italiana con un rico surtido de pasta fresca artesana y risottos deliciosos. Ambiente agradable y acogedor.