Entrada

Blog celiaquines.es: tortas de sobrasada y queso sin gluten

La sección de la Receta invitada trata de acercar a todos los lectores de Tus Recetas las excelencias culinarias de la gran familia de blogueros gastronómicos que hay en la cocina digital de nuestro país, pero además, hay espacios que su labor va más allá. Es el caso de Celiaquines, el blog de Raquel Bernabé centra su propuesta en exquisitas recetas para celíacos listas para disfrutar cocinándolas y como no, saboreándolas con cada bocado. Te invitamos a que navegues por su amplio recetario y te dejes llevar por el aroma de un blog que rezuma alegría y buen hacer, Celiaquines ¡Y no te pierdas la entrevista que puedes leer tras la receta!

Ingredientes:

250g agua con gas
30g aceite de oliva
100g harina panificable
70g harina panificable
30g harina de arroz
30g harina de trigo sarraceno
30g almidón agrio de mandioca
40g patata cocida
2 c.c.(cucharaditas de café) de azúcar o miel
1 1/2 c.c. de sal
10g levadura fresca
120g sobrasada ibérica a temperatura ambiente
queso rallado (al gusto)

 

La receta invitada de:
celiaquines.blogspot.com.es

Blog Celiaquínes

“Decidí plasmarlo todo en un blog, sólo por ponerle orden y para que mi hijo, el día de mañana, las tuviera recopiladas y a mano siempre”

Así lo cocinamos

1) Templar 50g del agua y añadir una cucharadita de azúcar (o miel) y deshacer en ella la levadura. Dejar espumar durante unos 5-10 minutos, para comprobar que está viva.
2) Añadir al vaso, bol o cubeta los líquidos (resto de agua y el aceite).
3) Añadir la sal y el resto de azúcar (o miel).
4) Añadir sobre lo anterior las harinas, la patata cocida y la sobrasada.
5) Por último añadimos la levadura ya espumada. Amasar todo junto durante 5 min.
6) En este punto, podemos hacer 3 cosas, según las prisas que tengamos o nuestros horarios:
a) Poner la masa en un bol, taparla con film y dejarla levar en la nevera. Formar las tortas al día siguiente, con la masa fría (así se maneja mejor).
b) Dejar la masa reposar donde mismo se ha amasado durante una hora, y después formar las tortas.
c) Formar las tortas directamente sin dejar tiempo de levado tras el amasado.
Para mí como mejor quedan es con la opción “a”, seguida de la “b”, aunque las diferencias entre opciones no son muy exageradas, por eso hago según me venga mejor.
7) Para formar las tortas nos enaceitamos la mano y vamos aplastando y extendiendo porciones de masa (como cucharada y media) sobre la bandeja del horno con papel de hornear.

Conociendo a Raquel

¿Por qué motivo surge la idea de crear un blog de cocina?
La idea surge a raíz de que a mi hijo le diagnostican la celiaquía, cuando tenía año y medio. Al principio del diagnóstico comencé a buscar recetas sin gluten por la red, con el agobio normal de una madre primeriza que no se esperaba semejante noticia, pues mi hijo era asintomático. Poco a poco fui recopilando recetas, adaptando las mías “gluteneras” a “singlus” y al final hasta me atreví a hacer mis propios experimentos en mi cocina-laboratorio. Cuando el caos de recetas y apuntes por todos sitios comenzó a ser importante, decidí plasmarlo todo en un blog, sólo por ponerle orden y para que mi hijo, el día de mañana, las tuviera recopiladas y a mano siempre. El blog finalmente lo hice público porque pensé que quizás podría ayudar a alguien que se hubiera visto tan agobiado como yo me vi al principio.
¿Cuánto tiempo lleva en la red?
Hace ya más de tres años que Celiaquines está en la blogosfera. En breve haremos migración de blogger a página web (www.celiaquines.es), algo que me hace mucha ilusión.
¿Qué tipos de recetas son las que más te entusiasman? Recetas en General, repostería, novedades en el arte culinario…

Lo que más me divierte hacer es repostería, ¡y eso que soy de salado! Por eso también me gusta cocinar pasteles salados en cualquiera de sus variantes.
¿Qué tiempo le dedicas al blog?

Pues realmente hasta ahora he ido un poco a rachas, en función de mis circunstancias personales. Pero en general el tiempo dedicado es bastante. Todos los que tenemos blog de recetas sabemos lo costoso y trabajoso que es publicar una receta. Hay que cocinarla, hacerle de fotos, editar éstas, redactar el post, y además, en el caso de los blogs de recetas sin gluten, hay que sumarle un casi seguro trabajo de I+D anterior a todo esto para llegar a la formulación final, ya que nuestras harinas son muy difíciles de manejar.
¿Qué supone la cocina para ti? ¿Un hobby o un trabajo?

He pasado por muchas etapas. Comenzó siendo una obligación (por la celiaquía de mi hijo), para pasar a ser un hobby, pero últimamente, además está empezando a ser un trabajo, ya que actualmente doy cursos de formación y de cocina a profesionales del sector hostelero que desean atender al cliente celíaco con total seguridad. Esto lo hago a través de la Asociación de Celíacos (ACECOVA) con la que colaboro desde hace tres años.

 

También colaboro con el canal gastronómico Foodie Channel TV (www.foodiechannel.es) en un programa de cocina especial para celíacos. Además de todo esto, están saliendo nuevos proyectos en la misma línea que espero lleguen a buen puerto.

¿Cuál es el perfil de internautas que siguen tu blog?

En general, el que llega al blog por primera vez suele ser celíaco recién diagnosticado o los papás del mismo. Como la celiaquía aparece en gente de la más diversa índole, los lectores son de lo más variado. Luego hay otros no celíacos que llegan por casualidad, porque hay recetas que no son específicas para celíacos y las puede hacer cualquiera (como un arroz, una ensalada, un plato de carne…).

 

Aparte de la cocina ¿Qué otras aficiones tienes?

Mi gran pasión es mi familia, y con ellos o con buenos amigos, me encanta salir (o invitar en casa) a comer o a cenar. Además, últimamente, y un poco por obligación ¡he descubierto pilates! (ya he tardado, lo sé). Pero la verdad es que estoy encantada.

¿Podrías recomendarnos un restaurante?

 

Hay muchos que me gustan, y a los que más suelo ir si voy sin niños es a los de comida de otros países (mejicano, indú, francés, italiano, oriental…) o vegetarianos. Ya si salimos todos busco siempre restaurantes validados por la asociación de celíacos, para que mi hijo celíaco pueda comer con garantías. En este sentido recomiendo la pizzería Vía Venetto y el Hotel Tudemir, ambos en Orihuela (Alicante).

Blog celiaquines.es: tortas de sobrasada y queso sin gluten