Entrada

Blog El Puchero de Morguix: Alcachofas rellenas de salmón

Muchos de los blogs que hoy consultamos son el resultado de horas y horas intercambiando opiniones y compartiendo recetas en los foros de cocina más populares de la red. Pero a tanto conocimiento compartido era necesario organizarlo en un soporte único con estilo propio, y así nacieron blogs como el que os presentamos, El Puchero de Morguix. Nombre que encaja a la perfección con el perfil de recetas que encontraremos, platos sencillos “de todos los días” que nos ayudarán a variar y sobre todo, a resolver el menú semanal de nuestra casa. Ya conocéis la propuesta de El Puchero de Morguix; ahora, os toca visitarlo y descubrir una de las curiosidades de este blog. Ya nos contaréis.

Ingredientes:

Para 3 o 4 personas:
Para la bechamel con tomate:
  • 60-65 gramos de harina
  • 1/2 litro de leche
  • 30 gramos de mantequilla (o margarina, aunque prefiero la mantequilla)
  • Un pellizco de nuez moscada
  • Pimienta recién molida, y sal o 1/4 de cubito de caldo de verduras
  • 4-5 cucharadas de salsa de tomate casera (Prueba otras recetas con tomate)
La receta invitada de:
Blog El Puchero de Morguix

Blog El Puchero de Morguix

"Lo que más necesitamos es encontrar platos fáciles, de diario, que nos sirvan para variar"

Así lo cocinamos

Quitamos las hojas más duras de las alcachofas (no todas, las protegerán mejor en la cocción, y las podemos retirar después, antes de rellenar). Cortamos el tallo y la punta, y las ponemos a cocer en agua con un pellizco de sal y el zumo de limón, durante unos 20 minutos, hasta que estén blanditas.
Para comprobar si están bien cocidas, las pinchamos con un palo de brocheta.
Vaciamos las alcachofas, les cortamos el pie, quitamos el resto de las hojas duras, y guardamos tanto el pie como el interior más blandito para picarlo e incorporarlo al relleno. Reservamos.
Picamos muy finita la chalota, y la rehogamos a fuego suave, en un chorrito de aceite de oliva.
Cuando vaya estando transparente y blandita, añadimos lo que habíamos reservado del interior de las alcachofas, el salmón en taquitos y el tomate. Sazonamos con pimienta y con poca sal (el salmón ya lleva).
Rehogamos durante 5-10 minutos. Y rellenamos con esta mezcla las alcachofas.
Preparamos una bechamel clarita. Para ello, ponemos la leche con la mantequilla, la sal (o el cubito de caldo), la pimienta y la nuez moscada en un cazo a calentar, apartamos un vasito de leche cuando ya esté algo templada, y en él disolvemos la harina, removiendo muy bien hasta que se deshaga y no quede ningún grumo. Una vez bien disuelto, lo agregamos al cazo, y seguimos calentando, removiendo bien hasta que espese.
Cuando la tengamos hecha, agregamos la salsa de tomate y mezclamos bien. Cubrimos con ella las alcachofas.
Espolvoreamos con el queso rallado, y gratinamos durante unos 10 minutos, hasta que se dore un poquito el queso (o hasta que tengan el punto de gratinado que nos guste).

Conociendo a Morguix

¿Por qué motivo surge la idea de crear un blog de cocina?

Me pareció una buena manera de tener mis recetas ordenadas, y de poderlas compartir con las personas a las que les interesen o les resulten útiles. Además, a través de los blogs, puedes conocer personas con tus mismas aficiones, aprender de ellas, y compartir conocimientos.

¿Cuánto tiempo lleva en la red?
Abrí el blog en enero de 2009. Pero, ya desde varios años antes, participaba en foros de cocina, como “Mundorecetas”.
¿Qué tipos de recetas son las que más te entusiasman? Recetas en General, repostería, novedades en el arte culinario…

Me gustan mucho las recetas sencillas, “de todos los días”. Pienso que es fácil encontrar blogs y páginas con recetas de auténtico lujo, que nos hagan quedar bien en una celebración; sin embargo, a veces parece que la cocina de diario queda un poco olvidada, cuando precisamente lo que más necesitamos es encontrar platos fáciles, de diario, que nos sirvan para variar, o nos saquen de un apuro cuando no sabemos qué “hacer de comer”, y que, además, estén ricos.
¿Qué tiempo le dedicas al blog?

Depende del día. Como mínimo, una hora. No sólo hay que redactar las recetas, sino también editar fotos, responder comentarios, revisar actualizaciones…
¿Qué supone la cocina para ti? ¿Un hobby o un trabajo?

Es una afición que tengo desde hace muchos años. Mi trabajo está muy lejano del mundo de la cocina: está relacionado con el ámbito jurídico.
¿Cuál es el perfil de internautas que siguen tu blog?

Personas de todas las edades que buscan una cocina sencilla.
Aparte de la cocina ¿Qué otras aficiones tienes?

La lectura, el punto de cruz, el ganchillo, los viajes… ¡muchísimas!. Lástima que los días no tengan más de 24 horas, jajaja.
¿Podrías recomendarnos un restaurante?

La verdad es que hay muchos que me gustan. Pero, como ahora vivo en Alicante, os recomendaré uno de esta ciudad: el “Piripi”. Es ideal para tapear, para comer buen pescado y marisco, para degustar un arroz de escándalo, e incluso para disfrutar de un buen postre y de excelentes vinos.