La protagonista de esta nueva edición de la receta invitada conoce bien los problemas del día a día en la cocina de nuestros hogares. La gran pregunta ¿Qué hago con los restos de comida? tiene respuesta en Margarida y su blog Acibecheria. De Petín de Valdeorras (Ourense) pero afincada en Madrid, Margarida inició esta andadura en la red hace tres años con la idea de recopilar aquellas recetas que iba elaborando para su familia. Así surgió este espacio, sin duda un blog de cocina bastante útil y que merece la pena echarle un ojo. Di adiós a las sobras con Margarida y su blog Acibecheria.

Ingredientes

Para el sofrito

1 cebolletas.
2 escalonias.
¼ de berenjena.

 

Para el relleno

1 zanahoria y unas alcachofas ya cocidas.
Sobras de pescado (en este caso pescadilla gorda).
8 langostinos cocidos (optativo).

 

Para las cestas

5 rebanadas de pan de molde por cada cesta.

 

Acibecheria

“Me fascina dar salida a esos restos que soy incapaz de tirar”

Así lo cocinamos

Poco que explicar sobre este principio, todo bien picadito y sobre un fondo de aceite de oliva deje que se hiciera a fuego lento. Añadí al final otro restillo que había en ese fondo de nevera del que tanto disfruto, una zanahoria y unas alcachofas que simplemente piqué y mezclé. Desmenucé un poco el pescado y lo añadí. Enriquecí un poco este relleno con dos langostinos picaditos, y reservé seis para el adorno.

Bien y ¿Ahora qué? No se me ocurría nada… ¡Cestillos con de pan de molde! ¿Cómo llegué a este soporte? No tengo ni idea, pero llegué (supongo que en alguna parte de mi subconsciente estaría guardado) y me puse manos a la obra. Lo ideal habría sido tener un pan entero sin estar en rebanadas pero había que apañarse con el que estaba en casa.

 

Utilicé 5 rebanadas para cada cajita y con cuatro hice una especie de marco que fui pintando con huevo para que se pegaran entre ellas sin dar problemas, estos cuatro marcos los pegué sobre una base y ya todas las piezas bien juntitas las pinté por toda la superficie con mantequilla derretida. Francamente, es más sencillo de lo que parece.

Calenté el horno a unos 200º C y cocí los cestillos, vacíos,  hasta que estuvieron bien doraditos dándoles la vuelta para que se tostaran por igual. Rellené las cajitas con el relleno anterior, por encima un chorrito de bechamel, dos langostinos y una cucharita de tomate frito. También pensé poner una mayonesa aligerada con un chorrito de nata líquida pero las sobras son las sobras y en este caso la bechamel lo era.

Y ya está listo para pasar unos minutos en el horno y coger algo de calor y color. Lo presenté sobre una base de tomate frito enriquecido con un chorrito de nata, no quería que supiera más a tomate que a pescado y creo que lo conseguí. Quedaron ricos y bonitos, espero que os gusten, y si no tenéis sobras creo que no importa, quedará perfecto partiendo de un rico pescado.

 

Conociendo a Marga

¿Por qué motivo surge la idea de crear un blog de cocina?

Más de una vez mi hija me decía mamá ¿por qué no haces otra vez…? a lo que normalmente respondía, no soy capaz de recordar como lo hice.

 

Y ella, aprovechándose de mi pierna escayolada, lo que me impedía salir de casa dijo, ¿Por qué no haces un blog de cocina? Así serías capaz de repetir todo lo que te salga rico. Y así hasta hoy.

¿Cuánto tiempo lleva en la red?

De momento, tres años.

¿Qué tipos de recetas son las que más te entusiasman? Recetas en General, repostería, novedades en el arte culinario…

Además de las empanadas, las sobras. Me fascina dar salida a esos restos que soy incapaz de tirar.

¿Qué tiempo le dedicas al blog?

Lo normal es que el sábado o el domingo prepare algo pensando en el blog. El domingo escribo, subo las fotos y publico.

 

Durante la semana es imposible, no tengo tiempo, tan solo compruebo si tengo algún mensaje para alimentar el espíritu.

¿Qué supone la cocina para ti? ¿Un hobby o un trabajo?

Sin duda, y dejando la obligación de la cocina diaria, un hobby.

¿Cuál es el perfil de internautas que siguen tu blog?

La mayoría, creo, también son cocinillas aunque no me he parado a pensarlo.

Aparte de la cocina ¿Qué otras aficiones tienes?

Leer, escribir, el cine y sobre todo, vivir y ser feliz con los que quiero.

¿Podrías recomendarnos un restaurante?

Sin dudarlo diré Viridiana, de Abraham García, para ocasiones especiales, y para andar por casa El cucurucho del mar, en pleno centro de Madrid, un lugar pequeño, con una decoración muy particular pero donde se comen las mejores zamburiñas a la plancha de todo Madrid.