Gracias a nuestra amiga Mar y a su blog  Todo caserito, cambiamos de aires y nos acercamos al contienente sudamericano, concretamente a Argentina. Pasión y amor son quizás, los principales y más comunes ingredientes que Mar añade a todas sus recetas.  Entusiasta de la repostería y de la pasta, Mar destaca que le “encanta cocinar, pero tengo predilección por la repostería, con recetas simples que dejen marca cuando las saborean y las recuerdan”.  Todo caserito y sobretodo, su amor por la cocina, le han permitido a Mar poder combinar ésta con otra de sus grandes aficiones, la fotografía.   Mujer familiar, puesto que transmite que “sobre todo le encanta disfrutar de mis nietos y mi familia”.

Ingredientes

50 cm de crema.
200 grs. de azúcar.
100 grs de manteca.
150 grs. de  glucosa.
250 grs. de almendras procesadas (que queden gruesitas).
3 tiras de 1 x 4 cm. de cáscara de naranja fresca, (sin la parte blanca) picadas bien chiquitas.

 

Blogs Misrecetasfavoritas

“Tengo predilección por la repostería, con recetas simples que dejen marca cuando las saborean y las recuerdan”

Así lo cocinamos

En una sartén de Teflón poner todos los ingredientes, la crema, el azúcar, la manteca, la glucosa, las almendras y las cascaritas picadas. Llevar a un fuego medio e ir mezclando con una cuchara de madera hasta que esté todo integrado y revolver durante unos 3 minutos, hasta que se desprenda del fondo de la sartén.

Retirar el fuego, apoyar la sartén sobre un mármol y dejar bajar la temperatura, hasta que se pueda manipular, cuando esté tibio tomar porciones chicas e ir formando bolitas del tamaño de una avellana.

Acomodar las bolitas sobre un silpat, papel siliconado o papel manteca separadas unas de otras, ya que durante la cocción se extienden.

Horno precalentado, 180° hasta que los bordes comiencen a tomar un color dorado.

Cuando están listas, tal vez algunas se tengan que retocar, si no salen bien del horno, con una espátula, separarlas con mucho cuidado.

Apoyar suavemente el papel siliconado sobre la mesa hasta que se enfrien, luego despegarlas con cuidado porque son muy frágiles.

Colocarlos sobre una bandeja con la base hacia arriba. Una vez fríos, derretir chocolate cobertura, y cubrir la base desparramándola en toda la superficie lisa. Acomodarlos en una bandeja uno al lado del otro, hasta que el chocolate solidifique.

Con esta receta salen cerca de 80 bolitas, si son chiquitas casi 100. Una vez frías, se separan y se ponen en un taper. Se pueden congelar y sacar cuando una las necesita para luego acomodarlas en las placas y hornearlas. Riquísimas, ideales para acompañar un café.

 

Conociendo a Mar

¿Por qué motivo surge la idea de crear un blog de cocina?

Durante largo tiempo participé en foros de cocina de España, El Cafetito, Mesacamilla, publicando recetas caseras. Finalmente tomé coraje y decidí crear mi propio blog para compartir mis recetas y fotos que disfruto junto a mi familia.

¿Cuánto tiempo lleva en la red?
Hace varios años, creo que más de cinco.
¿Qué tipos de recetas son las que más te entusiasman? Recetas en General, repostería, novedades en el arte culinario…
Me encanta cocinar, pero tengo predilección por la repostería, con recetas simples que dejen marca cuando las saborean y las recuerdan.  Otra de mis debilidades en la cocina es preparar pastas caseras, es junto con la elaboración de postres mi gran pasión.
¿Qué tiempo le dedicas al blog?
Ultimamente no tanto, pero tuve épocas que dedicaba mucho tiempo.
¿Qué supone la cocina para ti? ¿Un hobby o un trabajo?
Adoro cocinar para los míos, es una manera de dar amor y en cada una de las elaboraciones se combinan amor y pasión  por la cocina que disfruto desde cha muchísimo tiempo y hoy día combino con la fotografía, otros de mis hobbies .
¿Cuál es el perfil de internautas que siguen tu blog?
Es variado, pero fundamentalmente buscan recetas simples, probadas y aprobadas, con explicaciones claras y fotos del paso a paso:  creo que las que preparan alguna receta de las que publico, vuelven…, no guardo secretos y cada una de esas preparaciones están testeadas y degustadas por mi familia antes de ser publicadas.
Aparte de la cocina ¿Qué otras aficiones tienes?
Me encanta tejer, escuchar música clásica, leer, la fotografía, decoración y sobre todo disfrutar de mis nietos y mi familia.
¿Podrías recomendarnos un restaurante?
Soy de Argentina, vivo en Buenos Aires, Capital Federal y si tuviera que recomendaros algún lugar de aquí elegiría Tomo I  de las hermanas Cóncaro, dos grandísimas chefs, sus pastas caseras son mi debilidad.