Deja volar tu imaginación y sustituye las hierbas aromáticas por otras para conseguir un resultado distinto.
300 gr. tomates secos rehidratados
4 ajos
2 guindillas
1 cucharada de sal
tomillo
romero y aceite de oliva.
Calorías 209 kcal / 100gr
Proteína 14.9 gr / 100gr
Grasa 1.8 gr / 100gr
Hidratos de carbono 43.3 gr / 100gr
Índice glucémico 20

Este plato, está cocinado con una base de Verduras y legumbres y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Entrante.

Podrás utilizar estos tomates secos en aceite con numerosas preparaciones.

 

Aceite de tomates secos, ajos y guindilla

 Así lo cocinamos

En un tarro de cristal limpio y seco ponemos una capa de tomates, una guindilla lavada y un ajo, también lavado y con un corte. Ahora añadimos un poco de sal, tomillo y romero. A continuación repetimos la operación para poner el resto de los ingredientes. Cuando esté listo, cubrimos con aceite de oliva.
Ya sólo falta conservar durante varios días para que la preparación coja sabor y listos para servir.

 Trucos y Consejos

Deja volar tu imaginación y sustituye las hierbas aromáticas por otras para conseguir un resultado distinto.

 Información Nutricional

Los tomates empleado son ricos en vitaminas C y E, así como en carotenos. Se trata pues de una fuente de antioxidantes, sustancias con función protectora de nuestro organismo. Además, el tomate es también muy rico en vitaminas, fibra y minerales.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina