Te proponemos un plato fácil de preparar y muy nutritivo, con unas ricas acelgas.
1 kg. de acelgas
100 grs. de jamón serrano
50 grs. de piñones
50 grs. de uvas pasas
3 dientes de ajo
1 vasito de leche
1 rebanada de pan
pimienta
nuez moscada
aceite de oliva
agua y sal.
Calorías 30 kcal / 100gr
Proteína 1.8 gr / 100gr
Grasa 5.2 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0.2 gr / 100gr
Índice glucémico 4.5

Este plato, está cocinado con una base de Verduras y legumbres y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

Te proponemos un plato fácil de preparar y muy nutritivo, con unas ricas acelgas.

Acelgas con jamón y piñones

 Así lo cocinamos

Limpiamos, troceamos y cocemos las acelgas. Las reservamos.

En una cazuela con aceite de oliva ponemos a freír los dientes de ajo enteros sin piel. Cuando doren los sacamos de la sartén y los ponemos en el mortero. Hacemos lo mismo con la rebanada de pan.

En el mismo aceite freímos el jamón troceado. Cuando ya esté casi frito incorporamos las acelgas, la pimienta y la sal. Rehogamos durante diez minutos.

Mientras, machacamos los ajos y el pan frito. Agregamos la leche al mortero, a fin de desleír el majado. Añadimos un poco de nuez moscada y echamos la mezcla a la sartén, junto con los piñones.

Removemos todo bien y rehogamos durante cinco minutos. Añadimos las uvas pasas. Rehogamos durante cinco minutos más y servimos las acelgas con jamón y piñones

 Trucos y Consejos

Puedes sustituir los piñones por tu fruto seco preferido.

 Información Nutricional

La acelga es una de las verduras más abundantes en folatos, con cantidades sobresalientes de betacarotenos (provitamina A). Los folatos intervienen en la producción de glóbulos rojos y blancos, en la síntesis del material genético y en la formación de anticuerpos del sistema inmunológico. La vitamina A es esencial para la visión, el buen estado de la piel, el cabello, las mucosas y los huesos. Además, colaboran con las hormonas sexuales y son antioxidantes naturales.

Además cuenta con propiedades antioxidantes.

El ácido fólico o vitamina B9 de las acelgas,¡ hace de éste un alimento muy recomendable para su consumo en etapas de embarazo o de lactancia. Esta verdura también puede ayudar a combatir los efectos perjudiciales de ciertos medicamentos que absorben la vitamina B9 y puede ayudar a personas alcohólicas o fumadoras, pues estos hábitos ocasionan una mala absorción del ácido fólico.

El elevado contenido de vitamina K en esta verdura hace que tomar las acelgas sea beneficioso para una correcta coagulación de la sangre. Este alimento también es beneficioso para el metabolismo de los huesos.

Para ir completando las excelentes propiedades de la acelga hay que añadir que tiene altas concentraciones de potasio, calcio, hierro, magnesio y yodo. La abundancia de yodo que se puede encontrar en esta verdura es beneficiosa para nuestro metabolismo, regulando nuestro nivel de energía y el correcto funcionamiento de las células. Además, el yodo de las acelgas ayuda a cuidarnos por dentro, regulando nuestro colesterol. Al ser un alimento rico en yodo, también ayuda a procesar los hidratos de carbono, fortalecer el cabello, la piel y las uñas.

La acelga goza de numerosas aplicaciones medicinales por ser emoliente, refrescante, digestiva, diurética, diaforética y nutritiva. Valiosa contra inflamaciones de la vejiga, estreñimiento, hemorroides y enfermedades de la piel.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina