Una divertida cena, perfecta para los más pequeños de la casa
500 gr. de carne de pollo picada
2 cebolletas
4 dientes de ajo
perejil fresco
1 chorro de vino blanco
sal
1 huevo
1 cuña de queso al gusto
1 pimiento rojo
1 pimiento verde
1 cebolla
1 tomate maduro rallado
agua
1 tomate maduro rallado
huevo y pan rallado para empanar
aceite de girasol.
Calorías 166 kcal / 100gr
Proteína 19.8 gr / 100gr
Grasa 9.6 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Otros y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

Se aliña la carne de pollo con el ajo picado, el perejil, el huevo, la sal y el vino y se deja reposar hasta que la carne tome el aliño. A continuación, preparamos las albóndigas haciendo bolas con la carne y se les introduce un taquito de queso a cada una.

Albóndigas de pollo con sorpresa de queso

 Así lo cocinamos

Se pasan por el huevo batido y el pan rallado y se fríen en abundante aceite. Se escurren bien y se reservan. Para la salsa, picamos la cebolla, el pimiento rojo y el pimiento verde y sofreímos. A continuación, añadimos el tomate rallado y dejamos freir. Cuando todo esté cocinado, se bate la salsa con la batidora. Ponemos las albóndigas en la salsa, cubrimos con un poco de agua y dejamos cocer unos diez minutos.

 Información Nutricional

La carne de pollo es la más indicada para preparar albóndigas, ya que no posee apenas grasas y su sabor es suave, por lo que el aliño no resulta pesado. El queso aporta calcio a la receta y le da un toque muy apropiado si hay niños en la mesa. Se puede optar por un queso suave o por un queso curado si se quire dar a las albóndigas un sabor más intenso. Hay que tener en cuenta que las albóndigas se presentan fritas, por lo que conviene escurrirlas muy bien con papel absorbente para no agregar calorías innecesarias a la receta.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina