El rape, como buen pescado blanco, se caracteriza por su escaso contenido graso y por la alta presencia de proteínas de gran valor biológico en su composición
Para las albóndigas: 1 kg. de rape limpio, 2 dientes de ajo, unas ramitas de perejil, el zumo de medio limón, 50 gr. de miga de pan remojada en leche, un huevo, pimienta blanca recién molida y una pizca de sal. Para la salsa: 2 dientes de ajo, 1 guindilla, una copa de manzanilla, 2 cucharadas de harina, unas ramitas de perejil
Calorías 80 kcal / 100gr
Proteína 16 gr / 100gr
Grasa 1.5 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0.7 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Pescados y mariscos y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

Presentar los pescados en forma de albóndigas resulta siempre muy atractivo para la vista y el paladar. Además, estas albóndigas suponen una divertida manera de ofrecer pescado a los más pequeños de la casa.

Albóndigas de rape en salsa verde

 Así lo cocinamos

Introduce en el vaso mezclador el rape troceado junto con el ajo, el perejil, el huevo, el zumo de limón, una pizca de sal y una rosca de pimienta blanca. Tritura hasta conseguir una masa consistente. Añade más miga de pan si fuera necesario.
Forma las albóndigas con las manos y pásalas por harina.
Fríe las albóndigas en abundante aceite de oliva hasta que estén bien doradas. Las reservamos sobre papel absorbente.
En una cazuela con aceite de oliva (el mismo que empleamos para freír las albóndigas), dora dos dientes de ajo picados junto con la guindilla cortada en rodajas.
Una vez el ajo comience a dorar, añade las dos cucharadas de harina.
Rehoga el conjunto durante unos instantes y agrega la manzanilla. Espera unos instantes para que el alcohol se evapore.
Ahora añade las albóndigas y vierte agua hasta casi cubrirlas. Deja cocinar a fuego suave durante 20 minutos.
Cinco minutos antes de apagar el fuego añade un buen puñado de perejil picado.
Aplícale movimientos circulares y suaves a la cazuela de vez en cuando con el objetivo de que la salsa vaya ligando con la harina de las albóndigas, y también para evitar que éstas se adhieran al fondo de la cazuela.

 Trucos y Consejos

Para que estas albóndigas resulten más sabrosas, lo ideal es emplear fumet o caldo de pescado en lugar de agua. Éste lo podréis elaborar con la misma cabeza del rape, la cual coceremos durante 20 minutos con algunas verduras, como cebolleta, zanahoria, puerro, apio, etc.

 Información Nutricional

El rape, como buen pescado blanco, se caracteriza por su escaso contenido graso y por la alta presencia de proteínas de gran valor biológico en su composición. Además, en esta receta lo hemos cocinado de una manera suave, sin exceso de grasas y sin salsas calóricas. Ello hace que este plato sea ideal para introducir en dietas de control de peso.
 

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina